lunes. 04.03.2024

Abanca ha dado un paso más en la digitalización y actualización de sus servicios con la puesta en marcha de una aplicación que permite realizar pagos inmediatos desde el móvil a cualquier usuario bancario, tenga teléfono o no. La aplicación, de nombre Abanca Pay, no requiere de un número de cuenta bancaria sino tener guardado el número de móvil o correo electrónico de la persona que va a recibir el dinero, puede ser cliente de cualquier banco y no tiene que tener instalada esta aplicación, sí la que lo envía, que ha de ser cliente de Abanca y estar de alta en banca electrónica.

 

Así lo ha explicado el director de Innovación de Abanca, Eduardo Aldao, que ha presentado con el gerente de Medios de Pagos, Jorge Blanco, la nueva aplicación ante la prensa en el Centro de Procesos de Datos de la entidad financiera, en el polígono coruñés de Pocomaco. "Entre las virtudes del nuevo servicio de pago a clientes es que es muy sencillo, cómodo, seguro, gratis y muy útil", ha abundado Jorge Blanco, quien ha ejemplificado su utilidad con situaciones como el pago de una cena entre amigos o la compra de un regalo colectivo.

 

Con esta aplicación se puede pagar la parte correspondiente de la cena a quien se haya ocupado de su abono total o de comprar el regalo y, a su vez, enviar una petición de cobro al móvil de quien se haya olvidado de realizar el pago, dado el caso, al que se le puede incorporar la foto de la factura, tras lo que el receptor/deudor ha de confirmar dicho abono y ya se salda la deuda.

 

Abanca Pay, desarrollada durante unos cuatro meses por la entidad, se puede descargar tanto en la App Store como en Google Play y es el "primer paso de la funcionalidad que vamos a dar con Apay en el futuro", ha abundado Eduardo Aldao, que ha avanzado que en breve se podrán realizar pagos grupales y a comercios. "Somos los únicos que tenemos una banca móvil accesible", ha continuado el director de Innovación de Abanca, que ha precisado que las operaciones que se pueden realizar con APay son de hasta 150 euros por operación, 300 diarios, 600 mensuales y 3.000 anuales.

 

Esta aplicación está conectada a otros bancos a través de la red Ealia, lo que permite realizar los pagos de forma inmediata. El objetivo de esta iniciativa es una entidad "más digital e involucrada con las nuevas tecnologías", ha añadido Jorge Blanco, con el objetivo de "estar presentes porque es un método de pago que está en el mercado", ha remarcado Aldao. El retorno para Abanca "es la mayor vinculación con nuestros clientes", ha dicho. Abanca prevé que a final de año la mayoría de comercios en España contarán con sistemas de cobro para dispositivos móviles que tienen asociadas las tarjetas, y si bien la aplicación presentada hoy es complementaria, su utilidad es diferente, han aclarado.

 

El impulso a la estrategia digital ha permitido a Abanca aumentar un 18% el número de clientes digitales activos en el último año, con especial protagonismo de la banca móvil. La entidad registra en estos momentos casi medio millón de clientes activos de banca electrónica y banca móvil, y es este perfil de usuarios el que utiliza mayoritariamente este tipo de servicios como el que se pone en marcha ahora con Abanca Pay.

Abanca pone en marcha una aplicación que permite hacer pagos desde el móvil