sábado 23/10/21

Acuerdo sobre el nuevo convenio del metal de Pontevedra

La patronal y los sindicatos, excepto la CIG, han alcanzado un acuerdo sobre el nuevo convenio del metal en la provincia de Pontevedra, que afecta a 24.000 trabajadores, y cuya negociación comenzó el pasado mes de febrero.

La patronal y los sindicatos, excepto la CIG, han alcanzado un acuerdo sobre el nuevo convenio del metal en la provincia de Pontevedra, que afecta a 24.000 trabajadores, y cuya negociación comenzó el pasado mes de febrero. El nuevo convenio contempla una revisión salarial del 0,5% para el ejercicio en curso, con efecto retroactivo, y del 1,25% para 2016. Además, se incluye la enfermedad profesional en el seguro de convenio, así como artículos de competitividad y para evitar la competencia desleal, y se acuerda la acumulación de lactancia.

 

Las partes se comprometen a trabajar en el campo de la clasificación profesional. Enrique Mallón, portavoz de la parte empresarial en la negociación (Asime, Atra e Instalectra) ha destacado la negociación "seria y responsable" durante las 18 reuniones celebradas, y lo "mucho" que ha costado llegar a un acuerdo dada la situación actual del sector.

 

Cree que se trata de un acuerdo que aporta mejoras para los trabajadores del sector y que refleja por primera vez la necesidad de incrementar la competitividad de las empresas. Mallón ha hecho hincapié en la actualización de aspectos técnicos y legales a "la realidad actual" y en la necesidad de "estabilidad y un buen clima laboral" en el sector para conseguir nuevos pedidos e incrementar la facturación de las empresas.

 

Desde CCOO Industria, subrayan que el acuerdo no los satisface plenamente, sobre todo en lo que a la parte de la revisión de salarios se refiere, si bien "evoluciona sustancialmente" en contenidos y aspectos nuevos. Subraya que el proceso de negociación ha estado marcado por "la lealtad" y un "duro trabajo de argumentación" de todos los interlocutores de la mesa de negociación. Lamenta que tanto Foncalor como la CIG abandonaran la negociación, en el caso del sindicato nacionalista, por un convenio autonómico que resultaría "perjudicial" para los intereses de los metalúrgicos.

Comentarios