martes. 16.07.2024

La Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime) ha denunciado hoy la pérdida de inversión extranjera y la limitación a la expansión de empresas locales por la carestía del suelo industrial en la comunidad autónoma, sobre todo en las áreas de Vigo y A Coruña, con precios "desproporcionados".

 

El secretario general de Asime, Enrique Mallón, ha reclamado hoy una serie de planes de actuación "agresivos" para superar "el estancamiento" y "la atonía" en que se encuentra el sector metalúrgico gallego y para que la cosa "no vaya a peor", y entre esas medidas ha citado el precio del suelo industrial. Mallón ha aseverado que "la inversión que no se recibe con los brazos abiertos se va a otro sitio", y por eso se ha mostrado partidario de "desregularizar algunos procedimientos y ser flexibles" con la normativa sobre precios de suelo industrial.

 

Ha abundado en que esto no sucede "en ningún país desarrollado" que pretende captar inversión extranjera, y en que tampoco se puede obligar a "una sangría" a empresas locales que "han dejado de crecer" pese a tener nuevos pedidos en firme.

 

Asime demanda un plan de reindustrialización en Galicia "más allá de un papel muerto", que contemple tanto el precio del suelo industrial como una estabilidad y mayor competitividad de los costes energéticos, y la asunción de más "riesgos" en la financiación, ya que aunque ha mejorado está siendo "selectiva". Asimismo, reclama apoyo institucional para invertir en maquinaria y equipos y combatir, de este modo, la obsolescencia agravada por estos años de crisis que merman la competitividad del sector.

 

Mallón ha apelado a la "auto exigencia" de empresarios, sindicatos y administración, y a la asunción de medidas que "no se queden en reflexiones generales", en un momento en el que "cada vez cuesta más cerrar un contrato" porque "hay muchos candidatos" a las inversiones, sobre todo en Asia y Europa del Este. Se ha declarado en contra de una subida generalizada de salarios, sin menoscabo de que determinadas empresas "puedan o incluso deban" aumentarlos.

 

Sobre el caso concreto de PSA Peugeot Citröen Vigo y la propuesta de la dirección de una rebaja salarial del 5% y recortes en pagas extra, primas y complementos para tener más opciones de construir las nuevas furgonetas (K9), ha dicho que se debe buscar la competitividad "en todos los ámbitos".

 

Eso sí, ha reivindicado que el trabajo "se realice mayoritariamente en Galicia" sin que con ello se tengan que desaprovechar "las sinergias" con otros polos industriales como Portugal, Marruecos o México, un mensaje que ha hecho extensivo a todo el sector metalúrgico, no solo al de la automoción.

 

Por lo demás, Asime aboga por que se mantenga el "buen clima social y laboral" de los últimos años, en los que no ha habido "prácticamente ningún incidente destacable", entre otros motivos por la imagen que se da a los inversores foráneos. Asimismo, reivindica que "si se hubiera que mejorar" el nuevo sistema de financiación de la construcción naval, el llamado tax-lease, "que se haga", pues "no ha cuajado" ni tampoco "se conoce ni se ha usado como sería deseable".

 

El secretario general de Asime ha hecho estas reflexiones en la presentación de la memoria de la industria metalúrgica gallega del primer semestre de 2014, que refleja que hay empleadas 54.300 personas, 20.000 menos que en 2008, por parte de 3.536 empresas.

 

El naval presenta los valores más bajos de todo el histórico desde 2005 con 5.457 afiliados a la Seguridad Social el pasado mes de junio, 82 menos que en diciembre de 2013 y 436 menos que en junio de ese mismo año. A lo largo de este año se han generado apenas 300 puestos de trabajo, lo que es indicativo de "la lenta recuperación" del naval en Galicia, a pesar de que sus astilleros tienen "buenas perspectivas" con varias negociaciones en marcha. La automoción, que emplea a 13.652 personas, ha sufrido en la comunidad un descenso de la producción de un 6,8%, 15.366 unidades menos con respecto al primer semestre de 2013.

 

La industria off shore y la aeronáutica y aeroespacial son los principales nichos de mercado en los que Asime hace énfasis para diversificar la actividad de un sector, el industrial, que "si no tira, Galicia no va a tirar", ha concluido Mallón.

 

Asime denuncia fuga de inversores en Galicia por carestía de suelo industrial