martes 30/11/21

Concluye sin acuerdo la negociación de otro ERE para Masol

El Comité de Empresa de Masol Iberia Biofuel, una de las dos plantas de biodiésel del puerto exterior de Ferrol, ha dado hoy por concluido y sin acuerdo el periodo legal de consultas para negociar el ERE suspensivo que planteó la dirección de esta fábrica. irma explota otra planta en Castellón (Valencia).  

El Comité de Empresa de Masol Iberia Biofuel, una de las dos plantas de biodiésel del puerto exterior de Ferrol, ha dado hoy por concluido y sin acuerdo el periodo legal de consultas para negociar el ERE suspensivo que planteó la dirección de esta fábrica.

 

Es la segunda vez que se abre este proceso en la planta ferrolana y se vuelve a cerrar sin acuerdo ni avances, critican desde la CIG. "En las dos ocasiones, de forma consecutiva y con idénticas posturas por las dos partes", expone la central. Recuerdan que esta misma empresa sí logró cerrar un acuerdo con su plantilla para aplicar dos EREs (Expediente de Regulación de Empleo) con anterioridad cuando todavía estaba en manos de la empresa Infinita Renovables, que la cedió al grupo internacional Musim Mas, con el visto bueno de la Autoridad Portuaria de Ferrol en 2014. La CIG llama la atención sobre un contexto mucho más favorable que hace años para la producción de biodiésel, ahora regulado por un marco legal diferente.

 

"Ya van dos procesos que terminan sin acuerdo", expone la parte social, que mira hacia "otras plantas españolas de la misma empresa están produciendo o se preparan para hacerlo", insisten. "Cualquier gobierno que mereciese ese nombre haría lo imposible por garantizar la residencia de la planta", termina el sindicato nacionalista, que pide al Ayuntamiento de Ferrol y a la Xunta de Galicia que tomen cartas en el asunto para garantizar que la planta de Masol tenga continuidad en el puerto exterior de Caneliñas. En una nota, subraya que la empresa se benefició de "casi 10 millones de euros en ayudas públicas" en su puesta en marcha en 2009. La planta es una de las dos fábricas de biodiésel que hay en el puerto exterior de Ferrol junto a la de Entabán. Masol, antes Infinita Renovables del grupo Isolux Corsán, abrió sus puertas en junio del 2009 sobre una parcela de 42.000 metros cuadrados en la explanada de Caneliñas.

 

Es una de las dos fábricas de biodiésel del puerto ferrolano, junto a la que tiene Entabán Biocombustibles. Los sindicatos denunciaron que la empresa recibió en torno a "10 millones de euros" en ayudas y subvenciones para su puesta en marcha. Prometía crear medio centenar de empleos pero, actualmente, quedan menos de 30 trabajadores que ya se asoman al tercer ERTE en tres años. El personal se ha movilizado en varias ocasiones en los últimos meses con distintas acciones y protestas ante la Xunta y el Ayuntamiento ferrolano para denunciar su situación. La misma firma explota otra planta en Castellón (Valencia).

Concluye sin acuerdo la negociación de otro ERE para Masol
Comentarios