viernes. 14.06.2024

El considerado número dos de Gürtel, Pablo Crespo, ha asegurado que el extesorero del PP Luis Bárcenas "gozaba de un gran respeto en Génova", en alusión a la sede del partido, y que su relación con él era la de "un proveedor que iba a cobrar sus servicios". Durante su declaración ante la fiscal en el macrojuicio de Gürtel, el exsecretario de Organización del PP gallego ha explicado que, cuando empezó a trabajar para el cabecilla de la trama, Francisco Correa, acudía a Génova para cobrar los servicios que sus empresas hacían para el PP y, en ese contexto, trataba con Bárcenas, entonces gerente del partido.

 

"Las relaciones que mantenía con el señor Bárcenas eran las de un proveedor que va a cobrar, con bastante presión en cuanto a los precios, los servicios al Partido Popular", ha dicho. Crespo ha proseguido afirmando que "el señor Bárcenas es una persona muy eficiente, muy educada, que gozaba de un gran respeto en Génova. "Era una persona muy dura", ha añadido, ya que "discutía mucho" los precios de los trabajos que las empresas de Correa hacía para el partido.

 

La fiscal le ha preguntado si acudió alguna vez a Bárcenas para que intermediara en alguna adjudicación pública y, en concreto, si le pidió referencias en la de la organización del XXXI Congreso Nacional de Parques y Jardines Públicos (Parjap), celebrado en 2004 en Pozuelo de Alarcón (Madrid), gobernado por Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato. "No me atrevería a pedírselas porque por mi posición como empresa proveedora no me permitiría pedir favores que dieran lugar a roces y establecer luego una posición difícil para mí", ha dicho al respecto.

 

También le ha preguntado si el exdiputado Jesús Merino (acusado en el juicio) hizo alguna gestión para las empresas de Correa, a lo que ha respondido que no, pero que tenía con él una relación asidua porque lo veía en la sede de Gürtel de la calle Serrano de Madrid "no todas las semanas, pero casi". Merino, ha dicho, prestó a las empresas de Correa "asesoramiento gratuito". En concreto, ha explicado que le asesoró para un proyecto de inversión del grupo Ros Roca en Castilla y León, en el que quería participar una empresa de Correa, Spinnaker, pero que finalmente no fructificó.

Crespo asegura que Bárcenas "gozaba de un gran respeto en Génova"