domingo 28/11/21

Crespo ve "imposible" hacer cursos fantasma y acusa a los políticos de mentir

El presidente de la empresa de Azetanet imputado por la presunta comisión de un fraude en el marco de la Operación Zeta, Gerardo Crespo, ha asegurado hoy, en una entrevista con EFE, que es "imposible hacer cursos fantasma" y por ello ha acusado a los políticos de mentir porque "tienen mucho miedo, mucho que tapar".

El presidente de la empresa de Azetanet imputado por la presunta comisión de un fraude en el marco de la Operación Zeta, Gerardo Crespo, ha asegurado hoy a EFE que es "imposible hacer cursos fantasma" y ha acusado a los políticos de mentir porque "tienen mucho miedo, mucho que tapar". La Policía Nacional detuvo el pasado 15 de octubre en Galicia a siete personas por la supuesta autoría de delitos contra la Hacienda y la Administración públicas tras recibir más de veinte millones de euros en subvenciones y adjudicaciones destinadas especialmente a la ejecución de actividades formativas que nunca habrían llegado a celebrarse.

 

A Crespo le parece que "se ha hecho una montaña de un grano de arena" en una operación en la que "la Policía se ha creado una sugestión de que hay una trama, un montaje de cursos falsos y no es verdad", pues afirma que "es imposible que haya habido cursos fantasma". "Quiero defender la honorabilidad de los inspectores de la Xunta y quiero defender, por encima de todo, la honorabilidad, la profesionalidad, el buen hacer y la rigurosidad de todos mis trabajadores", señala antes de afirmar que las conversaciones reflejadas en el sumario "están sacadas de contexto".

 

En su opinión, tanto la Policía como los políticos "están dejando quedar mal a la Consellería y a los inspectores" mientras se posicionan contra él y sitúan en mal lugar la labor realizada por los responsables de Trabajo durante muchos años, pues él ya lleva veintisiete ocupándose de impartir cursos, recuerda. Considera que existen "unas ganas importantes" de "linchamiento" contra él y contra su empresa, con lo que se hace daño también a sus trabajadores y genera una situación muy perjudicial para él, pues tuvo que hipotecar su casa, la empresa está en concurso de acreedores y tiene incluso el coche embargado.

 

Sobre la personación de la Xunta de Galicia como acusación particular en el caso ha opinado que le parece "muy bien", aunque pide "que no mientan", pues "los políticos tienen mucho miedo, tienen mucho que tapar y entonces están nerviosos". En 2011 su empresa tenía una plantilla fija de en torno a ochenta personas, que llegaba a 160 con los eventuales, con un coste de personal cada mes de 180.000 euros. "Hablan de que hay contratos de dos días, también había de dos horas, para una charla, y de una semana, y de un mes. Gastar ese dinero cada mes para hacer cursos fantasmas me parece un poco absurdo, eso lo puedo demostrar con las contabilidades y con los extractos bancarios", subraya.

 

Ahora empezará a llamar a los alumnos, que "hay muchísimos que han encontrado trabajo y pueden hablar bien" para que den su opinión sobre los distintos planteamientos, como los programas integrados de empleo, en los que el "primer objetivo es el empleo de esas personas" y se lograba una inserción muy alta, de entre el cincuenta y el sesenta por ciento.

 

En el transcurso de la entrevista ha querido hacer una mención especial a la Asociación de Empresarios Discapacitados de Galicia, de la que "dicen no hizo nada" y en realidad "consiguió un fondo de capital riesgo, el primero para discapacitados de España". "Pretendíamos que se usara mucho -sostiene-, que montaran proyectos para ir trabajando y eso todavía no se ha conseguido. Consiguió insertar alrededor de a cien minusválidos.

 

Todo lo tiene la Xunta y lo puede demostrar, pero no quiere hacerlo, solo se quiere basar en mentiras. Están haciendo un linchamiento para tapar todo lo que tienen que tapar". Gerardo Crespo asegura tener "la conciencia muy tranquila" mientras sufre por su familia y por sus empleados, y se muestra "contento de que se haya abierto el secreto del sumario" pese a "un ataque exagerado" y en el que "se descontextualizan correos electrónicos internos y llamadas" dentro de una empresa con "ambiente muy bueno, familiar y con compañerismo", subraya.

Crespo ve "imposible" hacer cursos fantasma y acusa a los políticos de mentir
Comentarios