sábado 27/11/21

Defienden en A Coruña que el acuerdo comercial UE-EEUU beneficia a Galicia

A Coruña ha acogido hoy una jornada sobre las negociaciones comerciales entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos que "ayudarían a la internacionalización de las empresas gallegas", ha asegurado hoy Jochen Mueller, experto en la Comisión Europea en España. 

A Coruña ha acogido hoy una jornada sobre las negociaciones comerciales entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos que "ayudarían a la internacionalización de las empresas gallegas", ha asegurado hoy Jochen Mueller, experto en la Comisión Europea en España. La jornada "Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP)-Un acuerdo comercial para ampliar tu mercado en EEUU" ha sido organizada por Europe Direct Coruña, el centro información de la UE dependiente de la Diputación de A Coruña, y la Comisión Europea (CE). Con esta negociación, la UE busca un acuerdo que aporte más crecimiento y más empleo sin comprometer su legislación laboral o medioambiental, asegura la CE.

 

Empresas, sindicatos, ONGs, universidades, autoridades locales o representantes de entidades públicas han participado en el debate sobre este acuerdo comercial, así como acerca de su impacto para la sociedad y las empresas. El experto Jochen Mueller ha explicado durante su intervención que el objetivo del acuerdo con EEUU es "más crecimiento y empleo a través de más comercio e inversiones entre nuestros dos bloques comerciales". En su opinión, "muchos sectores de la economía gallega tienen un potencial enorme de incrementar considerablemente sus exportaciones a EEUU", sin que "nada de todo eso rebaje nuestros estándares laborales, medioambientales o de seguridad alimentaria, como algunos nos quieren hacer creer", ha añadido.

 

Durante el encuentro se ha hablado de la eliminación progresiva de aranceles o de la reducción de las trabas administrativas, y de la repercusión del acuerdo en sectores como la automoción, el textil, el calzado y el agroalimentario. La Comisión europea, según informa en un comunicado, busca un acuerdo con Estados Unidos que "reduciría de forma notable los aranceles aplicados a los productos lácteos, las bebidas alcohólicas de calidad, en particular el vino, y los productos alimentarios procesados y conservas.

 

"El TTIP se revela como una herramienta que eliminará las trabas burocráticas, las dobles inspecciones y las barreras técnicas, por tanto, es una oportunidad para las pequeñas y medianas empresas que tenemos a ambos lados", ha subrayado el presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo. En este sentido, ha precisado que "la industria gallega exportó a Estados Unidos bienes y servicios por un valor de 567.665 millones de euros en 2014" en campos como pesca, medicamentos, piensos, animales y ropa. "A la vista de los datos está claro que debemos continuar fomentando la internacionalización de nuestras empresas gallegas", ha destacado Calvo. Las críticas han llegado desde la CIG y el BNG, cuyos representantes se han concentrado hoy ante la Diputación de A Coruña para protestar por este acuerdo que "supondrá un recorte de derechos y una precarización de las condiciones de vida sin precedentes". "Con este tratado estamos arruinados/as", ha sostenido el secretario general de la CIG, Xesús Seixo, aunque "desde las instituciones se pretenda vender como un acuerdo destinado a incrementar el número de empleos y favorecer el comercio entre la UE y EEUU. A su juicio, "los intereses que realmente saldrán favorecidos serán los de las multinacionales que controlan el comercio entre los dos lados del Atlántico".

 

En este sentido, ha argumentado que eliminar las barreras de tipo arancelario y normativo implicará que la legislación laboral, el control medioambiental, la agricultura, la salud, las finanzas, la alimentación o los servicios públicos "van a sufrir un severo retroceso". Desde el BNG se ha pronunciado el integrante de la candidatura del BNG-Asembleas Abertas, encabezada por Xosé Manuel Carril, quien ha advertido de que la "finalidad básica de este tratado negociado a escondidas entre la UE y EEUU es eliminar las barreras reguladoras que limitan los beneficios de las grandes corporaciones multinacionales". Entre otros ejemplos ha citado que "los mínimos derechos de las personas trabajadoras van a ser rebajados, dado que se van a homologar al sistema laboral de los Estados Unidos"; se va a "permitir que se engorden animales con hormonas, que se blanqueen aves con cloro o que se empleen pesticidas o semillas manipuladas genéticamente sin etiqueta".

 

Defienden en A Coruña que el acuerdo comercial UE-EEUU beneficia a Galicia
Comentarios