miércoles 1/12/21

Dos años de cárcel para un transportista que defraudó 1,3 millones a la Seguridad Social

Un empresario del sector del transporte por carretera ha aceptado una pena de dos años de cárcel por defraudar 1,3 millones de euros a la Seguridad Social por el impago de cuotas entre 2013 y 2018, para lo que creó un conglomerado de empresas pantalla.

camiones

Un empresario del sector del transporte por carretera ha aceptado una pena de dos años de cárcel por defraudar 1,3 millones de euros a la Seguridad Social por el impago de cuotas entre 2013 y 2018, para lo que creó un conglomerado de empresas pantalla. Su esposa y otros dos acusados de participar en este conglomerado empresarial han sido absueltos.

 

La sección quinta de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, ha acogido este viernes una vista de conformidad tras el pacto previo alcanzado entre las partes, según el cual se rebaja de tres años de cárcel que solicitaba inicialmente el fiscal a dos. En cambio, se incrementa la cuantía que el principal acusado, R.A.S., que deberá abonar una multa de 1,3 millones cuando el fiscal la fijaba en un millón, y devolver a la Seguridad Social idéntica cantidad.

 

Según se recoge en el escrito de acusación de la Fiscalía, R.A.S. diversificó su actividad como empresario del sector de transporte por carretera a través de diferentes sociedades que "en realidad eran un único grupo bajo su control" con el que fue "sorteando los problemas y dificultades económicas" que atravesaba, al tiempo que le servían para eludir el pago de las deudas contraídas y desatender sus obligaciones fiscales y con la Seguridad Social. En la práctica, en todo este conglomerado había un único centro de trabajo, situado en el parque tecnológico de Valladares, en Vigo.

 

Sin embargo, R.A.S. distribuyó e intercambió entre las empresas pantalla, algunas con sede en Viveiro o en Nigrán, la titularidad de los camiones y remolques de que disponía, los consumos, prestaciones de servicios, los trabajadores en nómina y los ingresos, y creó una "compleja y ficticia facturación interna" entre ellas. De modo que estas sociedades que figuraban como deudoras de la Seguridad Social aparecían como insolventes.

Dos años de cárcel para un transportista que defraudó 1,3 millones a la Seguridad Social
Comentarios