domingo 5/12/21

El Banco de España cree que el PIB creció entre 0,3 y 0,6 puntos por pagos a proveedores

El Banco de España sostiene que los mecanismos dispuestos por el Gobierno central para que las comunidades autónomas y los ayuntamientos saldaran su deuda con los proveedores ha tenido un impacto positivo "no despreciable" sobre el PIB, que habría aumentado entre 0,3 y 0,6 puntos en tres años. 

El Banco de España sostiene que los mecanismos dispuestos por el Gobierno central para que las comunidades autónomas y los ayuntamientos saldaran su deuda con los proveedores ha tenido un impacto positivo "no despreciable" sobre el PIB, que habría aumentado entre 0,3 y 0,6 puntos en tres años. Esa es una de las conclusiones del informe sobre "Los mecanismos extraordinarios de pago a proveedores de las administraciones públicas en España" publicado por el Banco de España, que subraya además el efecto de esas medidas sobre el empleo, con un incremento de entre 0,4 y 0,7 puntos.

 

En cualquier caso, el organismo supervisor advierte de que la deuda comercial de las administraciones se ha sustituido por deuda pública y considera "crucial" exigir el cumplimiento de los planes de ajuste que las comunidades y entidades locales han debido adoptar para beneficiarse de esos mecanismos. El estudio del Banco de España expone que en 2011 la deuda de las administraciones con sus proveedores había alcanzado el 8,1 % del PIB, casi tres puntos más que cuatro años antes. Y tres de cada cuatro euros de la deuda comercial correspondía a las autonomías y ayuntamientos.

 

El Ejecutivo puso en marcha un plan de pago a proveedores en tres fases y el Fondo de Liquidez Autonómica, que también dedicó parte de sus recursos a saldar esa deuda comercial, de modo que entre 2012 y 2014 se destinaron a ese fin 66.900 millones de euros, de los que 55.300 correspondieron a las comunidades autónomas y 11.600 a las entidades locales. Gracias a esas medidas, las obligaciones pendientes de pago suponían en 2013 al 5,5 % del PIB, en niveles similares a 2007 y 2,6 puntos menos que en 2011, al tiempo que se redujeron los períodos medios de pago a proveedores. El organismo supervisor expone que el pago de la deuda comercial, aunque haya supuesto un incremento de la deuda pública, ha conllevado una inyección de liquidez a las empresas y a las familias y una normalización en los plazos de pago.

 

Eso, en un contexto de "debilidad económica generalizada, consolidación fiscal y dificultades de acceso al crédito" ha tenido un impacto "no despreciable" en la actividad económica, añade el informe, que, no obstante, reconoce que la cuantificación de dicho impacto es "compleja". Es difícil porque el impacto es distinto si los proveedores recibieron el dinero como algo inesperado, si contaban con él o si daban por hecho que habría una quita, y también varía si el importe recibido se destinó a saldar los créditos con entidades financieras o deudas con otras empresas o con trabajadores, si se empleó en ahorro o, por contra, se destinó a inversión.

 

El Banco de España presenta dos modelos, uno empírico estimado y otro basado en simulaciones. Según el primero, los pagos a los proveedores habrían podido tener un impacto positivo en el PIB de 0,55 puntos en tres años, pues la ratio de créditos comerciales sobre gasto público se redujo en 6,9 puntos. De acuerdo con el modelo basado en simulaciones, el plan de pago a proveedores habría supuesto un crecimiento del PIB de entre 0,3 y 0,6 puntos y sobre el empleo de entre 0,4 y 0,7 puntos. El Banco de España recalca que esos mecanismos han estimulado la economía sin generar más déficit público, pero insiste en que debe ir acompañado de una exigencia de cumplimiento estricto de los planes de ajuste para evitar "incentivos inadecuados" en el comportamiento de las autonomías.

 

El Banco de España cree que el PIB creció entre 0,3 y 0,6 puntos por pagos a proveedores
Comentarios