lunes. 30.01.2023
Empresas | Ence

El Gobierno prorroga hasta el 2073 la concesión de Ence en la ría de Pontevedra

La prórroga por 60 años, con un plazo adicional superior a 50, de la concesión de ocupación de los terrenos del centro de operaciones de Ence en Pontevedra cierra una larga tramitación administrativa que comenzó el 8 de noviembre de 2013.

La prórroga por 60 años, con un plazo adicional superior a 50, de la concesión de ocupación de los terrenos del centro de operaciones de Ence en Pontevedra cierra una larga tramitación administrativa que comenzó el 8 de noviembre de 2013. En esa fecha la compañía solicitó formalmente al Gobierno su continuidad en la ría de Pontevedra. Esta solicitud se reactivó el pasado mes de julio, después de que la Dirección General de Costas avalase la legalidad de su fábrica en Pontevedra y despejase, por imperativo judicial, las dudas jurídicas y administrativas sobre la caducidad de su concesión.

 

Inaugurada en 1963 -aunque su actividad comenzó años antes-, la planta de celulosa de ENCE en Lourizán debía abandonar su actual emplazamiento en 2018, cuando caducaba la concesión inicial otorgada en su día por el Gobierno. Para lograr esta renovación, en los últimos años la empresa presidida por Juan Luis Arregui ha ido anunciando diversos proyectos para la mejora tecnológica, ambiental y paisajística de su fábrica pontevedresa que, según recoge en su solicitud de prórroga, cifra en una inversión superior a los 61 millones de euros.

 

A pesar del impacto económico y de los empleos directos e indirectos que generó la compañía en Pontevedra, ENCE ha tenido que hacer frente a una fuerte oposición en la ciudad. Especialmente desde que en 1987 se fundase la Asociación Pola Defensa da Ría (APDR), un colectivo ecologista que llegó a denunciar a la empresa por delito ecológico.

 

De hecho, en 2002, un año después de que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) privatizase esta compañía, seis de sus nueve directivos fueron condenados por la Audiencia Nacional como responsables de los vertidos de residuos contaminantes a la ría, después de que la empresa asumiera haber cometido este delito ecológico hasta 1994. Las hostilidades con el Ayuntamiento de Pontevedra comenzaron con la llegada de Miguel Anxo Fernández Lores (BNG) a la alcaldía en 1999.

 

Desde entonces, los nacionalistas se marcaron como objetivo el desmantelamiento del complejo industrial de Lourizán y la recuperación de la ría de Pontevedra para otros usos turísticos y marisqueros. Fernández Lores, una de las voces más críticas ante la permanencia de ENCE en Pontevedra, llegó a afirmar recientemente que iba a luchar "por tierra, mar y aire" para impedir la continuidad de la pastera en Pontevedra. El regidor pontevedrés remitió una carta a Mariano Rajoy para exigirle que la decisión sobre la prórroga no la adoptara un gobierno en funciones -como así ha sido-, para evitar un nuevo "secuestro" de la ría, cometiendo un error "imperdonable e irreversible".

 

Esta oposición provocó que, ante la pretensión de ENCE de cerrar el ciclo de papel en Pontevedra con la instalación de una papelera -proyecto descartado posteriormente- el Consello de la Xunta presidido por Manuel Fraga aprobada en diciembre de 2003 un decreto por el que se declaraba la supramunicipalidad del asentamiento industrial.

 

El apoyo de la Xunta a ENCE cambió con la llegada de Emilio Pérez Touriño (PSdeG-PSOE) a San Caetano, quien, apoyado por el BNG que lideraba Anxo Quintana, manifestó su rechazo a la permanencia de la pastera en la ría.

 

A esta tesis se sumó Alberto Núñez Feijóo cuando, ya como presidente del gobierno gallego, afirmaba en 2009: "no cabe la posibilidad de mantener ENCE en la ría" y que el traslado era una "decisión personal" suya y una "voluntad clara" de su gobierno. Incluso el Parlamento aprobó por unanimidad en 2010 un posicionamiento unánime contra la continuidad de ENCE en Lourizán.

 

Pero el PP modificó, en abril de 2015, su postura pública y abrió la puerta a que ENCE pudiese continuar con su actividad en la ría de Pontevedra, apelando a la importancia que la actividad económica de la empresa tiene en el sector forestal gallego y en el PIB de la comunidad, así como a los miles de puestos de trabajo directos e indirectos que genera en la comarca de Pontevedra.

El Gobierno prorroga hasta el 2073 la concesión de Ence en la ría de Pontevedra
Comentarios