sábado 23/10/21

El metal pide "un balón de oxígeno" a administraciones y teme cascada de EREs

La patronal gallega del metal, Asime, ha reclamado este viernes "un balón de oxígeno" a las administraciones públicas para "pasar la travesía" de la pandemia, hasta la distribución masiva de una vacuna contra la covid-19, pues teme que se produzca un aluvión de EREs y ERTEs.

quique

La patronal gallega del metal, Asime, ha reclamado este viernes "un balón de oxígeno" a las administraciones públicas para "pasar la travesía" de la pandemia, hasta la distribución masiva de una vacuna contra la covid-19, pues teme que se produzca un aluvión de EREs y ERTEs. Así lo ha verbalizado el secretario general de Asime, Enrique Mallón, en la presentación del balance de actividad del sector en el primer semestre de 2020, en el que experimentó una caída del 16% en empleo (55.600 trabajadores) con respecto al mismo periodo de 2019, y del 22% en facturación (5.300 millones de euros, uno de los peores datos de la última década). Enrique Mallón ha advertido de que se avecinan "meses malos" para el sector y ha confiado en que se produzca una recuperación, "en el mejor de los casos", en el segundo semestre de 2021.

 

Ha recalcado que la industria gallega del metal "tiene fortaleza" y que proyectos que se cancelaron por culpa de la pandemia, algunos "prácticamente firmados" y por un importe de hasta 20 millones de euros, "siguen latentes", pero ha admitido que todo depende de la evolución epidemiológica y de la extensión de las vacunaciones. Una de las prioridades hasta entonces debe ser, según Asime, la formación de personal y la retención del talento. Pero por encima de otras consideraciones, las empresas del sector reclaman "casi de forma unánime" otras medidas que les den "un respiro", como alargar la duración de los préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y establecer una nueva moratoria o cadencia de pago.

 

También ha reclamado el apoyo público para proyectos "con músculo", de en torno a 6, 7 millones de euros mínimo, en los que está trabajando Asime para postularse para los fondos europeos de reconstrucción, relacionados con las energías renovables, la digitalización, la automatización y la formación. Mallón ha lamentado que no haya en Galicia "un canal para presentar" proyectos y ha dicho que los empresarios están "inquietos y expectantes" por la indefinición de los porcentajes de bonificación, que Asime fija en "un mínimo del 50% de apoyo público". Además, la patronal del metal aguarda por las "medidas paliativas" de la Xunta si al final se produce un nuevo confinamiento por culpa de la covid-19. Mallón ha insistido en que al sector, y en general a toda la economía gallega, le espera "como mínimo un primer semestre -de 2021- complicado", y por eso "necesitamos que nos apoyen para pasar estos meses", porque está convencido de que "cuando la covid nos deje vamos a salir con mucha fuerza".

 

Preguntado por la cancelación del turno de noche este domingo en el sistema 2 de la planta viguesa de PSA, Mallón ha reconocido que las cifras de producción de estos últimos meses "tardarán en volver", y por esto ha reiterado sus demandas en materia formativa y de préstamos ICO para las empresas proveedoras. Cree que dentro del sector metalúrgico, es al de la aeronáutica al que le aguarda "el peor panorama", pues "los más optimistas", ha dicho, apuntan a una recuperación en 2023, y por eso ha aconsejado diversificar la actividad y enfocarla en proyectos de Defensa y relacionados con los vehículos no tripulados. Por contra, considera que la eólica marina es el subsector con "más futuro" por el impulso de las políticas verdes en Europa y en España, y por eso ha reclamado "un impulso determinante" en Galicia, porque tiene un potencial "tremendo" de generación de empleo y de riqueza.

Comentarios