sábado 15/5/21

El Principado apuesta por intervenir Alu Ibérica ante la "mala fe" de Alcoa

El Gobierno del Principado ha apostado este viernes por la intervención pública de Alu Ibérica ante la "mala fe" demostrada por Alcoa al traspasar las plantas de Avilés y A Coruña a "unos grupos que no han mostrado capacidad para mantener la actividad y el empleo" dad su falta de interés por la continuidad de la producción de aluminio en España.

El Gobierno del Principado ha apostado este viernes por la intervención pública de Alu Ibérica ante la "mala fe" demostrada por Alcoa al traspasar las plantas de Avilés y A Coruña a "unos grupos que no han mostrado capacidad para mantener la actividad y el empleo" dad su falta de interés por la continuidad de la producción de aluminio en España.

 

El consejero de Industria, Enrique Fernández, ha considerado que los registros realizados ayer por la Policía Nacional en ambas fábricas y en varias oficinas de Madrid, Málaga y Castellón por orden de la Audiencia Nacional, que investiga la presunta despatrimonialización fraudulenta de las factorías, es "una desgraciada consecuencia lógica" de lo ocurrido en los últimos meses.

 

A su juicio, "la única responsabilidad por lo que, a día de hoy parece ser una actuación de mala fe, la tiene Alcoa", que en 2019 acordó con el Ministerio de Industria y los gobiernos de Galicia y Asturias el traspaso de ambas plantas al fondo suizo Parter, que a su vez transfirió meses después la propiedad al Grupo Riesgo "de forma sorpresiva y sin comunicación previa" al resto de las partes.

 

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Fernández ha dicho que los propietarios de Alu Ibérica "no han ofrecido en ningún momento garantías de mantener el empleo", que era "el principal, por no decir único, objetivo" de la mesa constituida entre las dos administraciones, Alcoa y la representación de los trabajadores para buscar una salida a ambas plantas después de que la multinacional estadounidense anunciara su cierre.

 

La responsabilidad de la actual situación es para "los que están obrando de mala fe y para quienes poco a poco se les va cayendo la careta porque están demostrando que no tenían interés en que continuara la producción de aluminio en España", ha dicho el consejero, quien ha insistido en que el actual propietario "no ha ofrecido solvencia ni un proyecto serio" para garantizar la continuidad de la actividad y el empleo.

 

Fernández ha recordado que el parlamento asturiano ha solicitado a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) la intervención de las plantas para garantizar su futuro, una reivindicación a la que el Gobierno del Principado "se vincula".

 

A este respecto, ha recordado que es a la SEPI a quien corresponde decir "si tiene intención de hacerlo o no", como sí ha hecho con Duro Felguera dando el visto bueno a un rescate público de 120 millones de euros, en el que el Principado va a participar con una aportación de 6 millones "Las administraciones estatal y regional no nos estamos poniendo en absoluto de perfil ante los problemas.

 

Hoy ha tocado intervenir inmediatamente porque el tiempo se agotaba en Duro Felguera. En el momento en el que sea necesario intervenir en Alcoa también lo vamos a hacer", ha concluido Fernández. Los registros policiales llevados a cabo ayer en las plantas de Alu Ibérica y en varias oficinas se saldaron con tres personas que este viernes deberán declarar ante el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional , al igual que una cuarta que finalmente no fue arrestada, para responder por presuntos delitos de estafa agravada, insolvencia punible, apropiación indebida, contra los derechos de los trabajadores y asociación criminal.

Comentarios