miércoles. 24.07.2024

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG) ha avalado la reclamación de emigrantes retornados de Alemania acerca de que sus pensiones no deben tributar en España y además ha impuesto las costas por este proceso a la Administración.

 

La sección cuarta de la sala de lo Contencioso-Administrativo del TSXG dictó el pasado 10 de diciembre una sentencia en la que se opone al planteamiento de la Agencia Tributaria (AEAT) en el caso de las personas que ahora cobran una pensión tras haber trabajado en Alemania. En dicha sentencia impone las costas de 1.500 euros a la Administración y obliga a devolver 2.154,94 euros más intereses a una persona que había tributado esta cantidad en la sede de Hacienda en Vigo en 2008 tras recibir su pensión.

 

El alto tribunal hace referencia al artículo 19 del Convenio Hispano-Alemán firmado en 1966 "para evitar la doble imposición", pues aquel documento decía que sería el pagador, en este caso Alemania, el encargado de recaudar los impuestos. El citado convenio detalla que se evitará la doble imposición en las pensiones públicas, lo que para la AEAT significa que tan solo estarían exentos los procedentes de un empleo público en el país germano.

 

En cambio, para el TSXG, el matiz diferencial se refiere a la procedencia de los fondos con los que se abonan las pensiones, y no a la naturaleza pública o privada del empleo, como pretendía la resolución recurrida. Eso significa que "están exentas de tributación en el Estado español aquellas (pensiones) cuya procedencia sea pública", un hecho que "se sigue sin dificultad del pre-citado artículo", a pesar de la interpretación que se había hecho del mismo, que juzga errónea.

 

La Coordinadora Nacional Gallega de Emigrantes Retornados se ha mostrado satisfecha con esta sentencia, según ha explicado a Efe un portavoz, si bien han convocado una manifestación el próximo sábado en Compostela para exigir el cumplimiento de sus derechos.

El TSXG avala la exención de tributos de pensiones de emigrantes retornados