miércoles 21/4/21

Ence afirma que su planta de Pontevedra es "totalmente segura"

La empresa Ence afirma que el complejo que tiene en Pontevedra es "totalmente seguro" y que las palabras de su presidente, Ignacio de Colmenares, al respecto fueron "sacadas de su contexto", por lo que "no reflejan el sentido ni el significado de las citadas declaraciones".

La empresa Ence afirma que el complejo que tiene en Pontevedra es "totalmente seguro" y que las palabras de su presidente, Ignacio de Colmenares, al respecto fueron "sacadas de su contexto", por lo que "no reflejan el sentido ni el significado de las citadas declaraciones". La compañía ha remitido un comunicado a los medios este domingo, porque considera "necesario aclarar" este y otros puntos tras el anuncio del PSOE de Pontevedra de que se personará ante la Fiscalía de Pontevedra, según explica.

 

El viernes se conocía que la Fiscalía de Pontevedra ha abierto diligencias de investigación penal sobre la seguridad en Ence a raíz de unas declaraciones grabadas en vídeo en las que De Colmenares alertaba de la posibilidad de que se produjera un "susto ambiental mayúsculo" en la fábrica que la compañía pastera tiene en Pontevedra.

 

En el vídeo, que forma parte de un mensaje a los trabajadores de la compañía, De Colmenares hablaba del estado en el que se encuentra una de las calderas de la fábrica y advertía de que pudiese ocurrir un incidente "que pudiera afectar a las personas". Desde Ence dicen que las inversiones realizadas en la planta desde 2016 "garantizan la seguridad absoluta de la instalación".

 

Añaden que "solo a doce años vista, de aquí a 2033, y en el caso de que no se pudieran realizar las inversiones necesarias por no contarse con la necesaria seguridad jurídica para ello, la empresa se vería obligada a cerrar la planta ya que, en todo momento, debe operar con total seguridad". Por lo que respecta a la intervención de su presidente, que ha sido grabada "ilegalmente", la empresa aclara que "la seguridad de la planta no se pone en duda en ningún momento en la citada intervención, puesto que esta biofábrica es completamente segura".

 

En esas palabras, "se alude, únicamente, a las molestias que el olor puede suponer puntualmente para las personas del entorno próximo a la instalación", explica. Por eso, advierte la compañía de que este discurso "no debe ser descontextualizado, sino que debe entenderse como parte de unas palabras dirigidas internamente al conjunto del equipo humano de la empresa" de mas de tres cuartos de hora, de las que solo se han extractado cerca de cuatro minutos.

 

"Estas palabras, sacadas de su contexto, no reflejan el sentido ni el significado de las citadas declaraciones, que sí quedaron adecuadamente explicadas en el conjunto de la intervención", insiste Ence.

 

Así, en el caso de Pontevedra, De Colmenares había mencionado en su intervención "la necesidad de seguir mejorando el comportamiento oloroso de la biofábrica" y que, en este sentido, "los equipos que más recorrido de mejora tienen son la caldera de recuperación y caustificación". Y estos equipos son "absolutamente seguros", afirma la empresa, que recuerda que goza del reconocimiento High Risk Protected por la más prestigiosa compañía de seguros norteamericana, y destaca las "fuertes inversiones" ejecutadas en esta instalación desde el año 2016, de 132 millones de euros.

 

Para avalar la seguridad de la planta, Ence recuerda también la certificación de AENOR por su "robusto sistema de gestión de la seguridad" y que los índices de seguridad en Pontevedra son "año a año, diez veces mejores que los de la industria en España", además de que hay inspecciones periódicas "con resultados satisfactorios" por organismos de control autorizados por el Estado.

 

Por último, la compañía pastera apunta que tiene "grandes planes de crecimiento, expansión y excelencia medioambiental depositados en la biofábrica de Pontevedra", que genera 5.100 empleos, de los cuales 400 son empleados de plantilla fija.

Comentarios