jueves. 07.12.2023

Para quienes están considerando la posibilidad de adquirir una vivienda y necesitan financiamiento, entender cómo han evolucionado las tasas de interés hipotecario es crucial. En el caso específico de la hipoteca fija La Caixa, uno de los nombres más reconocidos en el mercado financiero español, el 2023 ha traído consigo algunas novedades importantes.

En los últimos años, hemos sido testigos de cambios notables en las tasas de interés ofrecidas por La Caixa para sus hipotecas fijas. Para contextualizar, revisemos la evolución de las tasas en los últimos tres años:

Evolución

Durante el período comprendido entre 2021 y 2023, CaixaBank ha experimentado un aumento gradual en las tasas de interés de sus hipotecas fijas en diferentes plazos. En 2021, las tasas comenzaron en niveles relativamente bajos, con un 1,20% para plazos hasta 15 años, un 1,20% para plazos hasta 20 años, un 1,35% para plazos hasta 25 años y un 1,50% para plazos hasta 30 años.

Sin embargo, a medida que avanzó el tiempo, estas tasas de interés han mostrado una tendencia al alza. Para 2022, se observó un aumento significativo, con tasas que alcanzaron el 3,20% para plazos hasta 15 años, el 3,35% para plazos hasta 20 años, el 3,45% para plazos hasta 25 años y el 3,45% para plazos hasta 30 años.

En el año 2023, estas tasas de interés continuaron su ascenso, llegando al 3,60% para plazos hasta 15 años, al 3,75% para plazos hasta 20 años y al 3,85% para plazos hasta 25 y 30 años. Este aumento constante en las tasas de interés refleja un panorama económico y financiero que ha llevado a una adaptación por parte de las instituciones financieras, siendo una consideración importante para los futuros compradores que planean asegurar una hipoteca fija en CaixaBank.

Previsiones para 2024

Las perspectivas para las hipotecas en 2024 no son del todo optimistas. Aunque no podemos prever el futuro con certeza, todo apunta a que los préstamos hipotecarios se volverán más costosos este año. Esta tendencia se debe principalmente a la expectativa de que el euríbor, un indicador clave para las hipotecas variables, siga en aumento. Al comienzo del año, ya superaba el 3%, y después del verano ha llegado a cotizar por encima del 4%. En consecuencia, es probable que las hipotecas variables se encarezcan y que los bancos también aumenten el costo de sus préstamos hipotecarios a tipo fijo.

Esta alza en los precios se suma a la incertidumbre económica generada por la inflación descontrolada en la eurozona y la guerra en Ucrania. Esta situación nos lleva a anticipar que los bancos serán más estrictos en sus criterios de préstamo y que habrá menos personas capaces de permitirse una hipoteca, especialmente si consideramos que los precios de la vivienda no han mostrado señales de disminuir. Como resultado, es muy probable que veamos una disminución en la contratación de préstamos hipotecarios durante el transcurso de 2023.

En este panorama financiero desafiante, es esencial que los futuros compradores de viviendas estén preparados para afrontar un mercado hipotecario más exigente. La planificación cuidadosa, la evaluación realista de las capacidades financieras y la búsqueda de asesoramiento profesional se vuelven fundamentales para asegurar la viabilidad de las hipotecas en un contexto de tasas de interés en aumento y condiciones más rigurosas por parte de los prestamistas.

A pesar de los desafíos, la decisión de comprar una vivienda sigue siendo una de las inversiones más significativas y gratificantes en la vida de una persona.

Evolución del tipo de interés de la Hipoteca Fija de CaixaBank: ¿Qué deben saber los...