martes. 07.02.2023

El Foro Económico de Galicia alerta del estancamiento de la economía gallega y pide más ambición

El Foro Económico de Galicia ha alertado del estancamiento de la economía gallega y ha demando más ambición para cambiar la estructura productiva de Galicia que apenas ha variado en los últimos quince años.

 

foro-economico-galicia

El Foro Económico de Galicia ha alertado del estancamiento de la economía gallega y ha demando más ambición para cambiar la estructura productiva de Galicia que apenas ha variado en los últimos quince años.

"Nos cuesta mucho ser disruptivos, hay que dar un cambio radical", ha advertido el economista Fernando González Laxe, uno de los autores del informe, durante la presentación de los datos de coyuntura socioeconómica del tercer trimestre de 2022.

El informe ha sido elaborado también por Patricio Sánchez Fernández y José Francisco Armesto Pina, que han comparecido junto a González Laxe, y por Santiago Lago Peñas.

En el tercer trimestre del pasado año Galicia acusó la ralentización de la actividad económica, con un crecimiento del PIB de 2,5 puntos sobre el mismo periodo del año anterior, "dos puntos menor que la media de España", que llegó al 4,4 %, ha destacado González Laxe, "pero también de la portuguesa", ha advertido.

Entre julio y septiembre, además, las distintas magnitudes económicas han tenido un comportamiento distinto en Galicia respecto a la media española tanto en demanda interna como externa.

Y es que Galicia depende de las exportaciones y en los últimos meses se ha visto un problema a la hora de captar y fomentar inversiones y de llevarlas a cabo.

A estas variables, además, hay que unir una moderación de creación de empleo en el mercado de trabajo que si bien sigue creciendo, lo hace a menor ritmo respecto al trimestre anterior.

Así, la tasa de actividad apenas aumenta una décima, del 53,2 al 53,3 %; la ocupación crece tres décimas, del 47,2 la 47,5 % y el desempleo baja cuatro décimas, del 11,2 al 10,8; aunque crece en 6 décimas respecto al año anterior (10,2).

Estos datos, ha señalado González Laxe, implican que la economía gallega "se está desacoplando" de la economía española, una tendencia que en el Foro ven con preocupación y que han destacado en un apartado llamado Las trampas del desarrollo, basado en un informe de la Unión Europea, que viene observando algo similar en distintas regiones europeas, entre ellas, Galicia.

Según ese informe europeo, el 8º Informe sobre cohesión de la UE, hay un grupo "muy numeroso" de regiones, entre ellas la mayoría de las que tienen menor renta, con Galicia incluida, que ha ido convergiendo en los últimos años pero que a partir de un momento dado esa evolución se detiene.

"Esa es la trampa: Hemos crecido, crecemos, pero llega un momento en el que no llegamos al promedio europeo", ha insistido González Laxe, que ha centrado su comentario en variables como el PIB per cápita, la productividad y el empleo.

Ante esta situación ha recomendado políticas públicas distintas, apostar por el fomento de la tecnología, y eliminar el déficit de empresas.

Esta situación de la economía gallega, esta pérdida de competitividad respecto a la española, el estancamiento, se ve reflejado también en el informe anual elaborado por el Colegio de Economistas de España, ha continuado el profesor González Laxe, que sitúa a la comunidad gallega en el puesto 9º en el conjunto de España, "por debajo del lugar que ocupa por población, territorio y renta".

"Avanzamos, pero no corremos; mejoramos, pero no llegamos; corregimos, pero no del todo", ha alertado González Laxe, que ha insistido: "Apenas ha cambiado la estructura económica de Galicia en los últimos años (...) nos cuesta mucho ser disruptivos, hay que dar un cambio radical", como en su opinión está intentando la UE con la transición energética y digital.

Ha destacado que la comunidad "depende mucho" del sector industrial, que tiene una participación en la demanda externa, a través de las exportaciones, "muy robusta"; si bien a la economía gallega le falta "jugar con más productos industriales -además de automoción y textil- y en mercados distintos".

En su intervención, ha señalado que la inversión pública en Galicia se redujo en el tercer trimestre del pasado año, algo que en su opinión no debió suceder "de forma radical y abrupta" cuando se venía de una actuación "intensa y positiva" de impulsar la reactivación después de la pandemia.

Desde 2008 la estructura productiva de la economía gallega apenas ha variado y a lo largo de este periodo se ha ido "desacoplando" de la economía española y la ralentización ha sido "más intensa" que la media; por lo que, en su opinión, las políticas industriales, los incentivos de generación de suelo industrial, y las políticas de apoyo a la innovación deberían "acomodarse a las nuevas circunstancias".

En este punto ha calificado los fondos europeos como una palanca importante para el desarrollo pero ha lamentado la falta de adecuación entre estas ayudas directas y préstamos con proyectos anclados en "procedimientos de contratación antiguos", lo que genera una "gran disfunción".

"Es muy difícil encajar ayudas directas, no reembolsables, en una estructura de contratación distinta, anterior a las circunstancias actuales. Además, hay un exceso de burocracia administrativa en las Comunidades Autónomas que ralentizan mucho el avance de los proyectos", ha afirmado.

Pese a esta ralentización y este estancamiento, los integrantes del Foro han destacado que uno de los consensos más importantes del pasado Foro de Davos es que se ha evitado una recesión, si bien habrá que llevar a cabo ajustes necesarios, ha indicado José Francisco Armesto Pina.

Una de las áreas en las que se más se notan las carencias y debilidades de la economía gallega es en el grado de digitalización relativa y en la relación directa que se establece entre digitalización y competitividad, de modo que a mayor digitalización mayor competitividad y viceversa.

De este modo, según el Informe de la competitividad regional en España 2022, elaborado por el Colegio de Economistas, el nivel de Galicia fue "medio bajo" y en cuanto a la digitalización, en 10 de los 16 indicadores analizados la comunidad ocupa "el último lugar".

En el tercer trimestre Galicia creó empleo entre las mujeres, en el sector de la construcción, en el sector privado, entre personas con estudios superiores y entre 45-54 años; a la vez que logró disminuir el desempleo entre personas de larga duración -más de 12 meses parados- en más de cuatro puntos, hasta el 36 % del total.

La tasa de desempleo femenina en Galicia es dos puntos inferior a la media de España pero a pesar de ello y de que fue en este colectivo entre el que se creó empleo en el tercer trimestre, el "retrato" de una persona desempleada en la comunidad es el de "una mujer, marcadamente joven, menor de 25 años; extranjera y solo con estudios primarios", ha señalado el profesor Patricio Sánchez Fernández.

El Foro Económico de Galicia alerta del estancamiento de la economía gallega y pide...
Comentarios