domingo. 19.05.2024

A inicios del año pasado, se estimaba que casi el 46% de los gallegos presentaba dificultades para hacer que el dinero llegara a final de mes. Para inicios del presente año, el Instituto Galego de Estatística (IGE) estima que la cifra ya alcanzaría el 55%, con alrededor del 10% asegurando que llega a fin de mes “con mucha dificultad”.

Existen varios factores por los que la economía de la comunidad atraviesa un momento difícil, desde variables ambientales que estarían afectando la industria pesquera, hasta la escalada de precios que no es representativa a los aumentos en el salario y las ayudas estatales.

Así, se habría generado uno de los aumentos en las solicitudes de préstamos más importantes del país.

Aumento en las solicitudes

Lo afirma Cofidis en su más reciente estudio, explicando que la demanda de préstamos creció 17,8% durante el 2023, representando 4,3% del total de los préstamos que se solicitaron en todo el territorio nacional. Galicia se ubica así en el puesto 6 de las comunidades que más solicitudes realizaron durante el año pasado.

En conjunto con Extremadura, Galicia sería la comunidad con mayor incremento en el número de solicitudes.

En cuanto a los solicitantes gallegos, Cofidis llega a la conclusión de que al menos la mitad de estos son trabajadores con nómina fija, mientras que casi el 12% fueron personas en situación de paro. Los jubilados y autónomos componen el resto de los solicitantes.

¿En qué se utilizan los préstamos?

De acuerdo al VI Barómetro de préstamos al consumo de ASUFIN, los encuestados revelan que el principal motivo por el que solicitan financiamiento es para obtener liquidez, dato que complementa reportes de los últimos años donde los españoles afirmaban solicitar préstamos para poder "llegar a fin de mes".

Por esto, productos como los mini créditos rápidos o los préstamos urgentes serían algunas de las opciones de mayor demanda.

En cuanto a los gallegos, los datos de Cofidis aseguran que la mayoría de las solicitudes tienen como objetivo el pago de reformas en el hogar o el financiamiento de coches. En el resto del país, los préstamos también se utilizaron para financiar viajes, celebraciones e incluso para costear los estudios.

La compra de viviendas no se queda muy lejos, con las hipotecas creciendo en un 36,2% durante el mes de febrero, lo que se tradujo en un incremento del 17% en la compraventa de viviendas. Este fue el crecimiento duplicó el registrado como media en el país, ya que este se ubicó apenas en un 15,3% durante el mismo periodo.

Sin embargo, más que demostrar una mejoría en las finanzas personales o en la confianza de la banca, el dato habla sobre uno de los mayores aumentos de precio en el país, con Galicia siendo la segunda región con mayor incremento en el costo del metro cuadrado.

Galicia se convierte en una de las comunidades con más préstamos solicitados