viernes. 19.04.2024

El grupo textil Inditex ha empezado a cobrar desde este miércoles 1,95 euros por las devoluciones de compras online realizadas en cualquiera de sus marcas para las que se solicite la recogida a domicilio, como ya venía haciendo en 30 mercados entre los que no se encontraba España.

"Las devoluciones de pedidos realizados a partir del 1 de febrero de 2023 tendrán un coste de 1,95 euros que se descontará del importe reembolsado", explica la compañía en varias páginas web de sus distintas marcas.

Según han explicado fuentes de Inditex a EFE, este recargo no se aplicará únicamente a Zara, la marca insignia de la compañía, sino a todas las marcas del grupo -Pull&Bear, Stradivarius, Bershka, Oysho, Massimo Dutti y Zara Home-.

Sin embargo, la compañía seguirá ofreciendo devoluciones gratuitas si se llevan a cabo en las tiendas del grupo.

Según ha podido comprobar EFE, el recargo de 1,95 euros está ya vigente a la hora de devolver artículos con recogida a domicilio en Zara, Pull&Bear, Oysho y Massimo Dutti, mientras que en el resto de cadenas los precios varían.

En Bershka solo está disponible la opción de recogida "premium" a domicilio, con un coste de 3,95 euros, mientras que en Stradivarius está permitido devolver en tienda o a través de un punto de entrega -este último con un coste de 1,95 euros- y en Zara Home el recargo varía "según el artículo".

Con esta maniobra, Zara se suma a otros competidores como H&M, que desde hace meses cobra 1,95 euros a los clientes que no están registrados en su web; El Corte Inglés, con hasta 7,9 euros por devoluciones completas, o Uniqlo, que cobra 2,95 euros y no ofrece la posibilidad de devolver de forma gratuita en sus tiendas físicas.

Por el contrario, uno de los principales rivales de Inditex en España, Mango, no aplica ningún recargo por la recogida a domicilio, al igual que el grupo Tendam (con marcas como Cortefiel, Springfield, Women'secret, Hoss o Pedro del Hierro).

Inditex empieza a cobrar 1,95 euros por devoluciones con recogida a domicilio