sábado. 24.09.2022

La Audiencia de Pontevedra anula la cláusula suelo de una hipoteca subrogada

La Audiencia de Pontevedra ha anulado la cláusula suelo de una hipoteca subrogada por entender que el banco tiene la obligación de informar al cliente aunque no intervenga en la venta, informó el Consejo General del Poder Judicial.

La Audiencia de Pontevedra ha anulado la cláusula suelo de una hipoteca subrogada por entender que el banco tiene la obligación de informar al cliente aunque no intervenga en la venta, informó el Consejo General del Poder Judicial. En su fallo, la sección primera de la Audiencia, especializada en materia mercantil, se aparta del criterio del Banco de España por entender que la entidad de crédito no puede quedar relevada de sus obligaciones por el hecho de no participar en el contrato de compraventa y subrogación.

 

La sentencia declara abusiva, y por tanto nula, la cláusula suelo incorporada en el contrato de préstamo, inicialmente celebrado entre una entidad financiera y un promotor para financiar la construcción de un edificio, y en el que, una vez finalizada la obra, se subrogó el comprador de una vivienda sin que la prestamista interviniera en esta última operación. La Audiencia de Pontevedra considera que tiene una importancia fundamental para el comprador disponer, antes de la celebración de un contrato, de información sobre las condiciones contractuales y las consecuencias de dicha celebración.

 

Una información que se extiende tanto a las cláusulas del contrato de compraventa de la vivienda como a las condiciones del contrato de préstamo en el que se subroga el adquirente. La sentencia abunda en que el deber de informar sobre las cláusulas del préstamo recae sobre la entidad financiera, intervenga o no formalmente en la operación de venta con subrogación, ya que es la que en definitiva se beneficia de los intereses del préstamo y la que la que cuenta con personal especializado para ello.

La Audiencia de Pontevedra anula la cláusula suelo de una hipoteca subrogada
Comentarios