sábado 23/10/21
Prejubilaciones millonarias

La Audiencia Nacional rechaza excarcelar a dos exdirectivos de Novacaixagalicia

La Audiencia Nacional ha rechazado hoy excarcelar a dos exdirectivos de Novacaixagalicia, el expresidente de Caixanova Julio Fernández Gayoso y al asesor jurídico Ricardo Pradas, condenados a dos años de cárcel por las prejubilaciones millonarias que se autoconcedieron al dejar la entidad.

La Audiencia Nacional ha rechazado hoy excarcelar a dos exdirectivos de Novacaixagalicia, el expresidente de Caixanova Julio Fernández Gayoso y al asesor jurídico Ricardo Pradas, condenados a dos años de cárcel por las prejubilaciones millonarias que se autoconcedieron al dejar la entidad. El pasado 16 de enero, la Audiencia Nacional ordenó el ingreso en prisión de los cinco exdirectivos de Novacaixagalicia Banco condenados a dos años de cárcel por las prejubilaciones millonarias que se concedieron a sí mismos antes de abandonar la entidad bancaria y que ascendieron a 14 millones de euros.

 

La sección tercera de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional denegó entonces la suspensión de la condena, que había confirmado el Tribunal Supremo en septiembre, en lo que fue el primer ingreso en prisión para cumplir condena de antiguos responsables de una caja de ahorros. Para el Supremo, la pena de dos años de prisión resultaba "desproporcionada" pero no por excesiva sino por escasa, "por su exigüidad desde la perspectiva de la gravedad de las conductas a la que se ha hecho referencia".

 

Las prejubilaciones, que ellos mismos decidieron, se aprobaron en plena crisis económica y en el seno de un grupo que recibió más de 9.000 millones de euros en ayudas públicas y costó el contribuyente más de 8.000 millones. En el auto con fecha de hoy, la sección tercera de la Audiencia Nacional rechaza los recursos presentados por Gayoso y Pradas, y en el caso del primero considera que la condición de jubilado "no excluye la posibilidad de cometer delitos".

 

Además, explica que para "lograr una sanción proporcionada al delito evitando la impunidad" es preciso "el efectivo cumplimiento de la pena". Sobre Pradas, el auto indica que participó como cooperador necesario en las conductas que el Supremo califica de graves, y no ha demostrado una "efectiva voluntad de reparación del daño causado".

Comentarios