sábado. 01.10.2022
Empresas | Martinsa

La banca rechaza de nuevo la propuesta de Martinsa mientras se agota el plazo

La banca acreedora de Martinsa Fadesa muestra su rechazo a la nueva propuesta presentada por el presidente de la inmobiliaria, Fernando Martín, que busca quedarse con activos valorados en 883 millones de euros y con 489 millones de pasivo. 

La banca acreedora de Martinsa Fadesa muestra su rechazo a la nueva propuesta presentada por el presidente de la inmobiliaria, Fernando Martín, que busca quedarse con activos valorados en 883 millones de euros y con 489 millones de pasivo. La intención de los bancos acreedores -la mayoría de los cuales ya lo ha sometido a sus órganos de gobierno- pasa por comunicar este nuevo rechazo al titular del Juzgado de lo Mercantil número uno de A Coruña, Pablo González-Carreró, han señalado a EFE fuentes financieras.

 

El juez dio de plazo hasta el 26 de febrero para que los acreedores pudiesen adherirse a la última propuesta que presentó Fernando Martín para modificar el convenio de acreedores firmado por la inmobiliaria y los bancos en 2011, y evitar una más que probable liquidación de la empresa. De hecho, el último plan de Fernando Martín es quedarse con 883 millones en activos (frente a los 1.100 millones recogidos en la anterior propuesta) y con 489 millones de pasivo (frente a los 507 millones anteriores), lo que arroja un déficit patrimonial de 394 millones (desde los 593 millones iniciales).

 

Sin embargo, dos terceras partes del pasivo que estaría dispuesto a asumir el empresario son contingentes, es decir, que sólo se transformarían en deuda en determinadas situaciones. Además, Martín propone hacer daciones en pago con la banca por 1.525 millones de euros. No obstante, dentro de ese importe se incluyen también los préstamos bilaterales por 314 millones de euros que en caso de impago serían ejecutados por las entidades financieras. El resto, 1.211 millones, iría al sindicato de bancos. Sin embargo, preocupan 990 millones que corresponden a propiedades de Martinsa Fadesa en Hungría y Marruecos.

 

La banca acreedora pone en cuestión la valoración ofrecida por el empresario y desconoce el valor real de estos activos. En su propuesta anterior, que al igual que Aurora I y Aurora II también fueron rechazadas por los bancos, Martinsa ofrecía 990 millones al sindicato de bancos. En este nuevo plan, además de los activos de Hungría y Marruecos, se incluyen cuatro suelos en España, así como su participada Fadesa Brasil y una inmobiliaria en México que valora en 153 millones pero que se encuentra en concurso de acreedores. Las tasaciones que ofrece la empresa de sus activos constituyen uno de los principales escollos para los bancos. De hecho, algunas de las firmas independientes contratadas por las entidades financieras apuntan que hay un desfase del 70 % entre lo que argumenta Fernando Martín y el valor real de esos activos.

 

El proceso está pendiente además de que el Tribunal Supremo resuelva el recurso de casación presentado por Fernando Martín después de que el juzgado gallego desestimase íntegramente la demanda interpuesta contra los antiguos responsables de Fadesa Manuel Jove y Antonio de la Morena, a los que acusaba de irregularidades en el proceso de fusión entre ambas compañías. Con dos anualidades impagadas del convenio de acreedores firmado con sus bancos, Martinsa está abocada a la liquidación. Los bancos defendían, aunque creen que ya es tarde, que se les dejara ver los activos para poder hacer una auditoría "due diligence" y convertir a la inmobiliaria en una empresa más pequeña pero viable y solvente.

 

La banca rechaza de nuevo la propuesta de Martinsa mientras se agota el plazo
Comentarios