domingo 24/10/21
Vigo | Economía

La Cámara de Vigo pide cuotas voluntarias para mantener o aumentar sus servicios

La Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Vigo, amparada en la nueva ley que regula estas instituciones, en vigor desde el pasado 1 de enero, ha abierto una fase de aportaciones voluntarias con el objetivo de mantener e incluso ampliar su actual cartera de servicios.

La Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Vigo, amparada en la nueva ley que regula estas instituciones, en vigor desde el pasado 1 de enero, ha abierto una fase de aportaciones voluntarias con el objetivo de mantener e incluso ampliar su actual cartera de servicios.

 

Las cuantías irán ligadas a los ingresos de las empresas y oscilarán entre los 75 euros para las sociedades con menos de tres empleados y los 4.000 euros para aquellas con una facturación media superior a los 10 millones. José García Costas, presidente de la Cámara de Vigo, que engloba unos 36.000 NIF, confía en que "todas las empresas o en su gran mayoría" participen en esta campaña de cuotas voluntarias, y se ha comprometido a que todas las de su propiedad o en cuyo capital participa lo harán.

 

En contrapartida, las empresas colaboradoras se beneficiarán de una serie de servicios exclusivos y otros gratuitos o a precios reducidos. García Costas ha reseñado que la situación económica de la Cámara de Vigo es "tranquila" e incluso "holgada" gracias a la "labor de hormiga" de ejercicios precedentes cuando desaparecieron las cuotas obligatorias. Cuando existían, todos los ejercicios se cerraban con superávit y en el año de mayores ingresos esa cuantía alcanzó los 1,8 millones de euros, según ha apuntado el gerente, José Manuel Orois.

 

En estos momentos, los ingresos por prestación de servicios cubren el 50% de los gastos, y la intención es completar la otra mitad con las cuotas voluntarias. García Costas, en su doble condición de presidente del Consello Galego de Cámaras, ha vaticinado que "en los próximos tiempos" habrá un reajuste en el número de estas entidades en Galicia motivado por "la necesidad económica".

 

En el caso concreto de la provincia de Pontevedra, ha opinado que no existe "capacidad económica" suficiente para tener cuatro cámaras de Comercio, aunque ha apostillado que "es responsabilidad de cada junta directiva hacer lo que sus necesidades le obligue o lo que crean más conveniente, quién tiene que fusionarse y quién no".

 

Ha abundado en que lo que la Xunta dice al respecto "no es más que lo que la lógica impone: si una cámara no tiene capacidad para subsistir, lo que tiene que hacer es integrarse en otra, provincial o no provincial", y ha añadido que en todo caso no es él quien diga "quién tiene que desaparecer".

 

Por lo demás, ha indicado que aún no tiene una decisión tomada sobre si se presentará a la reelección a la presidencia de la Cámara de Vigo, algo que "dependerá de muchas cosas" y que consultará con sus "compañeros de viaje" cuando se convoquen las elecciones, que ha calculado tendrá lugar a finales del primer semestre de 2015.

Comentarios