sábado 4/12/21

La costa Este de EEUU ofrece oportunidades para bodegas españolas según experto

La Costa Este de EEUU ofrece grandes oportunidades de negocio para las bodegas españolas, especialmente Nueva York, Chicago, Washington o Miami, gracias a la buena reputación que tienen esos vinos por su relación calidad-precio. 

La Costa Este de EEUU ofrece grandes oportunidades de negocio para las bodegas españolas, especialmente Nueva York, Chicago, Washington o Miami, gracias a la buena reputación que tienen esos vinos por su relación calidad-precio. Así explicado en una entrevista con Efe el presidente de la asociación para la promoción de vinos y licores en América del Norte (Apvsa), Pascal Fernand, quien ha acudido hoy a Madrid para seleccionar nuevos vinos que presentará a su red de más de 6.000 importadores, distribuidores y agentes al otro lado del Atlántico.

 

Para el presidente de esta Asociación, que está especializada en la exportación desde hace más de 15 años, América del Norte es "el futuro" en exportación de vinos y licores europeos. Fernand señala que, para entrar con garantías en el mercado norteamericano, es muy importante que los vinos tengan el aval de medallas en concursos o de publicaciones y críticos de prestigio -como Wine Spectator, Wine Advocate (Robert Parker), Decanter o Wine Enthusiast- porque "si no contáis con estos reconocimientos, seréis los últimos" entre los competidores. No obstante, si el vino tiene buena calidad y buen precio, especialmente en Canadá, se dirá "que es un producto interesante" para comercializarlo, añade.

 

Respecto a EEUU, Fernand recomienda a las bodegas españolas que "no pierdan tiempo", ni dispersen esfuerzos en un país tan extenso, sino que se concentren para empezar en la Costa Este, especialmente en Nueva York, Chicago, Washington o Miami. Eso sí, propone a las empresas que no improvisen, que preparen su viaje con dos o tres meses de antelación y que analicen si los distribuidores e importadores tienen ya en su oferta vinos españoles o de la región española donde operan para, si no cuentan con ellos, proponérselos.

 

Las relaciones comerciales son importantes y también presentar los vinos a los importadores y distribuidores, insiste. Sobre todo, la bodega debe viajar en enero y septiembre, porque los compradores de EEUU "están más tranquilos" y pueden recibir a las empresas españolas para conocer sus referencias. A su juicio, los vinos españoles tienen muy buena reputación en EEUU por su relación calidad-precio. Como ejemplo, detalla que trabaja con la bodega alicantina Bocopa, que cuenta con un cava excelente y una presentación muy cuidada por tan sólo 4 euros, lo que le permite cosechar un gran éxito frente a referencias de champán francés que cuestan 12 euros.

 

"Habéis trabajado muy duro para mejorar vuestra imagen y ahora tenéis los resultados", remarca. Recuerda que el vino español tiene competidores, no sólo Francia o Italia, sino también Chile o Argentina, aunque sobre estos últimos, los del cono Sur americano, "no son comparables" porque los restaurantes, pone como ejemplo, prefieren "los vuestros". Por otra parte, expresa su optimismo sobre las oportunidades de negocio que se abren para el vino europeo si se materializa el futuro acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y EEUU, a lo que se suma la debilidad del euro frente al dólar, lo que facilita las exportaciones, más competitivas ahora.

 

La costa Este de EEUU ofrece oportunidades para bodegas españolas según experto
Comentarios