viernes. 14.06.2024

La huelga convocada por el comité de empresa mantiene parada un día más la fábrica de generadores para turbinas eólicas de la multinacional danesa Vestas en el lugar de Chavín, Viveiro, aunque en las últimas horas se ha producido un "pequeño acercamiento" entre la patronal y la parte social. Así lo confirmó el presidente del comité de empresa, Julio López, quien recordó que esta huelga, que comenzó la semana pasada, también ha sido convocada para los días 22, 23 y 24 de julio, como consecuencia de la imposibilidad de llegar a un acuerdo con la patronal para acordar un convenio colectivo que lleva "año y medio en proceso de negociación".

 

El presidente del comité recordó de que la propuesta que puso encima de la mesa la patronal fue rechazada por una amplia mayoría de la asamblea de trabajadores, dado que sólo contó con cuatro votos a favor -de 244 empleados que tiene la plantilla-, pero en los últimos seis meses no se produjo un cambio de postura por parte de la empresa. Esa propuesta, explicó Julio López, contemplaba medidas como incrementar la jornada laboral en dos horas, de forma que los trabajadores tendrían turnos de seis de la mañana a cuatro de la tarde y de dos de la tarde a doce de la noche.

 

Además, también incluiría una cláusula de "flexibilidad de doscientas horas al año" y la obligación de acudir "al trabajo los sábados", propuestas que sumadas, según el comité, permitirían a la empresa disponer de sus trabajadores en cualquier momento. En las últimas horas, se ha producido "un pequeño acercamiento" por parte de la patronal para tratar de llegar a un acuerdo con la plantilla, pero los trabajadores tomaron ayer la decisión en asamblea de mantener la convocatoria de huelga hasta que "haya algo firmado" entre la parte social y la patronal. Julio López precisó que hoy o mañana podría producirse un encuentro entre ambas partes para retomar las negociaciones.

 

La fábrica de Vestas en Viveiro vuelve a quedar paralizada por una huelga