domingo 28/11/21
Operación Zeta

La UDEF concluye que hubo invitaciones a concursos tras las quejas de Crespo

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) ha concluido en el sumario de la Operación Zeta que el área de Cultura del Ayuntamiento de A Coruña invitó a las empresas de Gerardo Crespo a concursos después de un mensaje de éste al alcalde, Carlos Negreira, en el que decía sentirse "abandonado".

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) ha concluido en el sumario de la Operación Zeta que el área de Cultura del Ayuntamiento de A Coruña invitó a las empresas de Gerardo Crespo a concursos después de un mensaje de éste al alcalde, Carlos Negreira, en el que decía sentirse "abandonado".

 

La Policía Nacional detuvo el pasado 15 de octubre en Galicia a siete personas por presuntos delitos contra la Hacienda Pública y contra la Administración Pública tras recibir más de veinte millones de euros en subvenciones y adjudicaciones públicas destinadas especialmente a la ejecución de actividades formativas. La UDEF explica en un informe recogido en el sumario que las empresas de Crespo, que está imputado, tenían infinidad de contactos para realizar actividades supuestamente ilegales.

 

Tanto Crespo como la directora general y la directora comercial de su empresa, Azetanet, realizaron presuntamente "diferentes falsedades" en diversos ámbitos, como la "falsificación de firmas de alumnos o de su asistencia a cursos".

 

Llama la atención de la UDEF la relación de Gerardo Crespo con políticos y funcionarios que fue constante, "estrechamente vinculada a la obtención de subvenciones así como de su posterior control". Esos contactos, continúa, se producían en el Ayuntamiento de A Coruña, donde "todo el mundo está a la pillada", y en otros departamentos, así como entre "responsables de la Xunta" o el cesado director general de Trabajo, Odilo Martiñá. "Se observaron concursos públicos decididos antes de su efectiva licitación", sostienen en el sumario los agentes de la UDEF, que hacen referencia a un mensaje de texto que Crespo envió a Negreira: "Me siento abandonado".

 

Negreira le habría contestado con un escueto "Ok, Gerardo, abrazos", aunque "parece que se ha dado orden para que en el ámbito de Cultura se vuelva a invitar a los procedimientos de adjudicación a las empresas de Gerardo", añaden los agentes. Otro nombre que aparece en este documento es el del primer teniente de alcalde de A Coruña, Julio Flores, que ya está doblemente imputado en la Operación Pokemon y del que habla Crespo con un tercero en una conversación telefónica intervenida

 

. "Comentar el interés que tiene, al parecer, Julio Flores, teniente de alcalde del 'Concello' de A Coruña, en cambiar la directiva del Círculo de Artesanos de esta ciudad a favor de un tal Salazar, el cual podría tener intereses inmobiliarios y con el que podría tener algún tipo de acuerdo ilícito", continúan. En varios pinchazos telefónicos hablan de falsificar firmas para "recibir el resto de la subvención del curso" o hacer un curso que "va a ser una mitad falso porque no hay alumnos", mientras que a éstos había "que buscarlos porque además es dinero que se pierde" o utilizar "alumnos ficticios". También hubo falsedades, siempre según la UDEF, "en la ejecución de los cursos subvencionados", pues una persona incluso reconoció que había elementos inexistentes:

 

"La mitad de las cosas que decimos que tenemos, no las tenemos". "En relación a declaraciones tributarias" y "en la creación de entidades asociativas ficticias, sin auténticos socios pero igualmente receptoras de fondos públicos", también se realizaron comportamientos ilícitos para "poder entrar en el reparto de subvenciones públicas" con una persona encargada "de la logística y las trampas", como reconoce en una llamada. Otro aspecto fue la "justificación de la ejecución de cursos subvencionados" con la advertencia de una empleada a Crespo:

 

"No se puede emitir una factura por algo que no se hace y tú lo sabes", explicó. La "facturación del grupo" tenía ciertos aspectos sospechosos, mientras existían entidades "sin aparente ánimo de lucro para ser utilizadas por el resto del grupo". "Iba a dar una factura fantasma, de una empresa fantasma, para pagarle la comisión de él, 25.000 euros", comenta uno de los implicados en otra conversación telefónica.

La UDEF concluye que hubo invitaciones a concursos tras las quejas de Crespo
Comentarios