lunes 2/8/21

La venta de viviendas remonta en Galicia

El sector inmobiliario gallego está de enhorabuena: los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística muestran que la recuperación es ya un hecho en la comunidad.

El sector inmobiliario gallego está de enhorabuena: los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística muestran que la recuperación es ya un hecho en la comunidad. En el primer semestre del año se han vendido un total de 7.137 viviendas, lo que supone alrededor de 40 operaciones cada día. Teniendo en cuenta sólo el mes de junio, encontramos una subida del 15% frente al mismo mes de 2015, lo que empieza a marcar tendencia y ofrecer unos datos que, aunque buenos, aún requieren cautela hasta que se conozcan los resultados del segundo semestre del año. De este modo, continúa la recuperación del sector.

 

Las razones del aumento de la venta de vivienda son dos. Por una parte, hay un aumento del crédito por parte de las entidades financieras que hacen que cada vez más personas tengan acceso a la financiación necesaria para comprar una vivienda; Y esto, unido a los bajos tipos de interés, hace que tener una hipoteca vuelva a ser asequible para la mayor parte de los bolsillos. Por otra, la bajada de precios se mantiene, alcanzando una disminución del 41,3% frente a los precios de 2007, cuando se llegó al máximo histórico. Ahora es más barato que nunca comprar una vivienda y, por ello, se están vendiendo cada vez más.

 

La mayor parte de las ventas son viviendas usadas, situándose en el 72% del total y aumentado en un 50% frente a los datos de 2015. A la vez, la vivienda nueva sigue en decadencia reduciéndose en un 20% su cuota de mercado. Esto se debe a que hay una acumulación de vivienda de segunda mano disponible mientras que casi no se construyen obras nuevas. En las ciudades, a la cabeza de la recuperación económica, la vivienda de obra nueva tiene muy mala ubicación o un precio muy elevado, lo que favorece que los compradores opten por viviendas de segunda mano.

 

Las perspectivas de crecimiento también llevarán a un aumento del precio en los próximos años. Este incremento ya se ha producido en pequeña escalada siendo del 0,3% de mayo a junio, y un 1,6% frente al año anterior. Esta subida empezará a ser más fuerte, siendo las previsiones del 5% según el informe Tinsa para el año que viene, y entre el 3 y el 5% según el último informe de Bankinter para los próximos 18 meses. Por ello, parece que estamos ante el momento más indicado para comprar una vivienda antes que la subida se materialice y el temor a una nueva burbuja inmobiliaria se haga patente.

 

En España la subida ha sido aún más pronunciada, rozando el 20% en el mes de junio con un 19,4%. Sin embargo, la situación es bastante desigual entre zonas y comunidades. Son las grandes capitales como Madrid y Barcelona las que están consiguiendo las mayores subidas, seguidas de zonas de costa como la Costa del Sol, la Costa Brava o las islas Canarias y Baleares. En el interior, sin embargo, la bajada de precios continúa siendo especialmente latente en el interior cantábrico y andaluz, y en Castilla y León.

Imagen ejemplo de la oferta inmobiliaria en Galicia de la web www.haya.es

Comentarios