martes 24/5/22

McDonald’s cambia por primera vez la forma de elaborar sus hamburguesas más icónicas

  • La compañía lanza a nivel global una serie de pequeños cambios en el preparado y cocinado de sus hamburguesas Big Mac, Cuarto de Libra, Cheeseburger y McRoyal Deluxe para potenciar el sabor de sus iconos más relevantes.
macdonals

En su afán por implementar mejoras continuas en sus productos y maximizar la experiencia de disfrute de sus clientes, McDonald’s ha llevado a cabo un cambio histórico a nivel global implementando pequeños cambios en la manera de preparar y cocinar sus hamburguesas de siempre con el objetivo de hacerlas más calientes, más jugosas y más sabrosas.

Esta acción forma parte de un plan puesto en marcha por la compañía y que supone un hito para la misma, ya que se trata de la primera vez que McDonald’s aplica cambios en la preparación de sus hamburguesas clásicas. A partir de este momento, y en todos los restaurantes de la cadena en España,  Big Mac, Cuarto de Libra, Cheeseburger y McRoyal Deluxe llegan a la mesa del consumidor recién hechas y con el sabor de siempre, ahora como nunca.

Según Natalia Echeverria, Chief Marketing & Digital Officer de McDonald´s España, esta medida ha supuesto: “Un exhaustivo proceso de adaptación en cocina que se compone de pequeñas modificaciones a la hora de elaborar las hamburguesas favoritas de nuestros consumidores y por las que vuelven una y otra vez a nuestros restaurantes. La experiencia de nuestros consumidores es tan importante para nosotros, que buscamos mejorarla y, en esta ocasión, desde las cocinas, haciendo aún mejor nuestras hamburguesas de siempre”.

Una nueva experiencia de consumo

La medida se pone en marcha tras haber realizado una exhaustiva encuesta entre los consumidores de los productos de McDonald’s, que señala que 9 de cada 10 consumidores declaran que el sabor es el principal motivo a la hora elegir una hamburguesa. En dicha encuesta, los consumidores afirman que los ingredientes, el aroma y la contundencia son importantes, pero el sabor final prevalece sobre estos, siendo este el primer motivo de visita a los restaurantes McDonald’s.

La compañía ha escuchado estas preferencias del consumidor y ha querido ofrecerle una mejor experiencia. El resultado ha sido un cambio nuevo e innovador: la implementación de un proceso de elaboración de las hamburguesas, consiguiendo potenciar aún más el sabor para que sean más calientes, más jugosas y más sabrosas, sin renunciar a su receta original ni a su esencia. Además, las hamburguesas son preparadas el mismo momento en el que se piden, lo que permite que el cliente pueda disfrutar de mejor experiencia de consumo.

La calidad sigue jugando un papel crucial en los ingredientes de McDonald’s. Cabe destacar que la carne, 100% vacuno sin colorantes, ni conservantes ni aditivos, ahora se cocina en su propio jugo, se añade la cebolla sobre la plancha para intensificar su sabor y el queso se atempera previamente a colocarlo sobre la carne recién cocinada, consiguiendo así su fundido lento sobre la misma. El nuevo pan y la nueva forma de prepararlo consiguen potenciar aún más el sabor de siempre. Esta mejora se aprecia también en la preparación de los ingredientes frescos, como la lechuga o el tomate, reduciendo los tiempos sobre la mesa de preparado para que estén aún más crujientes y frescas.

Se trata, en definitiva, de nuevos procesos a la hora de preparar y cocinar las hamburguesas que potencian el sabor de siempre, ahora como nunca.

España se suma a esta iniciativa que ya han puesto en marcha países como Canadá, Nueva Zelanda, Australia, Italia, Polonia, Holanda, Suiza, República Checa y Corea.

McDonald’s cambia por primera vez la forma de elaborar sus hamburguesas más icónicas
Comentarios