domingo. 19.05.2024
Naturgy ha iniciado los trámites para desarrollar ocho proyectos de almacenamiento con baterías, principalmente hibridados con plantas fotovoltaicas de la compañía en España, cinco de ellos en Castilla-La Mancha y otros dos en Andalucía, en los que tiene previsto invertir 117 millones de euros.

En una nota de prensa, la empresa ha informado este lunes de que estas instalaciones, con una potencia de 145 megavatios (MW) y una capacidad de almacenamiento de 290m megavatios/hora (MWh,) que según Naturgy reforzarán la calidad del suministro del sistema eléctrico español y permitirán una mayor introducción de energía renovable en la red.

Asimismo, ha precisado que siete proyectos de almacenamiento hibridados con solar tendrán una potencia de 20 MW cada uno, y que se ubicarán en la planta fotovoltaica El Carpio de Tajo (Toledo) en cuatro plantas fotovoltaicas de la provincia de Ciudad Real: Picón I, Picón II Picón III y La Nava, y en las plantas fotovoltaicas Tabernas I y II, en la provincia de Almería.

Adicionalmente, la compañía también ha iniciado los trámites para instalar un sistema de almacenamiento con baterías 'stand alone' en Vigo (Pontevedra). Esta instalación, que estaría conectada directamente a la red, tendría 5 MW de potencia y una capacidad de almacenamiento de 10 MWh.

El director general de Renovables, Nuevos Negocios e Innovación de Naturgy, Jorge Barredo, ha explicado que el inicio de estos desarrollos son un paso más en la estrategia de la compañía "de liderar la transición energética en España", con una nueva tecnología que contribuye a reforzar la implantación de las energías renovables.

La capacidad de almacenamiento total de estos ocho proyectos de baterías de ion litio hibridadas con producción fotovoltaica es de 101.500 MWh/año, lo que equivale al consumo de más de 29.000 viviendas durante dos horas.

La compañía, que prevé iniciar la construcción de estos proyectos en 2024, para que puedan estar operativos en 2025, ha destacado que estos sistemas de baterías permiten almacenar energía renovable para suministrarla cuando sea necesario en momentos de escasa producción, flexibilizando la producción de energía renovable y garantizando su integración en el sistema.

También ha recordado que las proyecciones del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec), apuntan a que en 2030 la matriz energética estará compuesta en un 74 por ciento por energías renovables, donde las energías eólica y fotovoltaica tendrán un papel más relevante.

Esta proyección plantea al sistema energético el reto de dotarse de herramientas de flexibilidad para gestionar la producción, acompasar generación y consumo, evitar caídas bruscas de la producción y dar capacidad firme al sistema, ha señalado Naturgy. 

Naturgy invertirá 117 millones en proyectos de almacenamiento con baterías