jueves 19/5/22

¡Ponle freno a los gastos hormigas!

Mantener nuestras finanzas en orden no es tan complicado como parece. Todo es cuestión de prestar cuidadosa atención a nuestros ingresos y a la manera en cómo los gastamos. Piensa en lo siguiente, ¿te has puesto a pensar en cuánto dinero gastas en comidas fuera de casa, pequeños refrigerios, cafés a media mañana o en trayectos innecesarios en coche? A todos estos gastos aparentemente pequeños se les denomina “gastos hormigas''.

 

prestamos-rapidos

Mantener nuestras finanzas en orden no es tan complicado como parece. Todo es cuestión de prestar cuidadosa atención a nuestros ingresos y a la manera en cómo los gastamos. Piensa en lo siguiente, ¿te has puesto a pensar en cuánto dinero gastas en comidas fuera de casa, pequeños refrigerios, cafés a media mañana o en trayectos innecesarios en coche? A todos estos gastos aparentemente pequeños se les denomina “gastos hormigas''.

Cuando hablamos de gastos hormigas nos estamos refiriendo a los consumos cotidianos que en primera instancia parecen ser baratos, pero que a fin de mes se convierten en gastos enormes. Y como consecuencia, terminan afectando tus presupuestos personales. Sí, se trata de compras pequeñitas que parecen hormigas, pero cuando están todas juntas pueden convertirse en la pérdida de grandes sumas de dinero y oportunidades de ahorro.

¿Es posible reducir los gastos hormigas?

Sí, sí es posible hacerlo. Pero antes debes comprender que no se trata de privarte de los placeres cotidianos de la vida, a fin de cuentas, estos ofrecen una sensación grande de bienestar y satisfacción. Lo más relevante de todo este asunto es evaluar qué gastos consideras imprescindibles, luego reemplazar algunas de estas por opciones más económicas y finalmente eliminar aquellos que puedan terminar alejándote de tus propósitos.

Lo que debes hacer para reducir los gastos hormigas

Toma nota de los siguientes pasos para reducir tus gastos hormigas:

Mantente alerta

Estamos acostumbrados a realizar gastos sin llevar un control de ellos, pero la realidad es que dicho control siempre resulta muy útil, especialmente cuando se trata de reducir los gastos hormigas. Así que haz un esfuerzo por mantener cerca una libreta o una hoja de cálculo. De esa manera, podrás anotar siempre las compras pequeñas que realices. Una vez que tengas todos estos datos podrás identificar aquellos gastos que puedes evitar.

Evalúa los gastos

Al recopilar toda la información, evalúa con cuidado los gastos que anotaste en tu libreta y de allí mismo podrás determinar qué gastos puedes eliminar. Una recomendación acertada es que realices una evaluación concienzuda basándote en los propósitos que quieres lograr este año. Un ejemplo de ello sería disminuir la compra y el consumo de alimentos procesados y dañinos para el organismo con el objetivo de cuidar tu salud y la de tu familia.

Toma acción cuanto antes

Los buenos hábitos no son fáciles de llevar, pero cuando tienes un objetivo en mira, el trabajo se hace más llevadero. Por ejemplo, si estás pensando en cuidar de tu salud, y te das cuenta que la comida en la calle representa un gasto grande a fin de mes, que bueno sería evitar la compra de los mismos. Además, recuerda que una de las mejores estrategias para cuidar tus finanzas y reducir los gastos hormigas es evitar mantener el dinero físico en mano.

¿Cómo actuar en casos de emergencia?

Ahora que ya sabemos cómo manejar los gastos hormigas, surge otra pregunta… ¿qué hacer cuando estamos frente a emergencias?

Sabemos que hay aspectos del día a día que podemos controlar, pero aún así las emergencias pueden ocurrir en cualquier momento. Y para ello lo mejor es contar con opciones de financiación como, por ejemplo, préstamos rápidos. Tener recursos para acudir ante una urgencia es la mejor opción, así que mantén siempre a la mano el contacto de plataformas confiables.

¡Ten siempre a la mano tu propio presupuesto personal!

Otra de las sugerencias más recomendables para reducir los gastos hormigas es la elaboración de un presupuesto personal. Al hacerlo lograrás tener control sobre tus finanzas y evitarás gastos innecesarios. Y algunos consejos para lograrlo son los siguientes:

  • Anota todos los ingresos que recibes cada mes.
  • Toma nota de los gastos que consideramos obligatorios.
  • Calcula con honestidad los recursos que tienes disponibles.

 

¡Ponle freno a los gastos hormigas!
Comentarios