viernes. 01.03.2024

El Ayuntamiento de Pontevedra ha abierto un expediente sancionador a la empresa Cespa, concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de basura, ante su "falta de colaboración" en el esclarecimiento de los supuestos enchufes que investiga la Operación Patos y que han salpicado al alcalde y varios ediles del BNG.

 

El portavoz del gobierno municipal, Raimundo González, ha señalado que la empresa habría cometido "dos faltas graves" al negarse a aclarar las contrataciones presuntamente irregulares realizadas por Cespa en la ciudad. En concreto, el jefe de servicio para Pontevedra no compareció ante la comisión interna que se puso en marcha para analizar estas contrataciones, a pesar de haber sido requerido para ello en dos ocasiones, el 29 de octubre y el 4 de noviembre de pasado año, y también se pusieron obstáculos para acceder a los contratos efectuados en los últimos cinco años.

 

Cada una de estas sanciones podría alcanzar los 6.010,12 euros y se consideran graves al incumplir de forma "clara y patente" las cláusulas administrativas del contrato, que obligan a la concesionaria a suministrar toda la información que se le requiera desde el ayuntamiento.

 

Raimundo González ha explicado a la prensa que el Ayuntamiento inició esta investigación al conocer las primeras informaciones sobre este asunto porque quería "clarificar los hechos" y lo intentó "por todos los medios posibles", pero se encontró con "todo tipo de trabas" por parte de la empresa. Con esta propuesta de sanción, el gobierno municipal da por finalizada esta investigación interna, a pesar de que el edil del BNG ha reconocido que no se ha logrado el objetivo de aclarar los procesos de contratación de Cespa en Pontevedra.

Pontevedra abre expediente sancionador a Cespa por no aclarar "los supuestos enchufes"