sábado 23/10/21

PSA Vigo se compromete a limitar el nuevo ERTE "al mínimo indispensable"

La dirección de la fábrica del Grupo PSA en Vigo se ha comprometido este martes a limitar la aplicación del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas organizativas y productivas que negocia con los sindicatos "al mínimo indispensable", informaron a Efe fuentes de la compañía.

La dirección de la fábrica del Grupo PSA en Vigo se ha comprometido este martes a limitar la aplicación del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas organizativas y productivas que negocia con los sindicatos "al mínimo indispensable", informaron a Efe fuentes de la compañía.

 

En el arranque de las negociaciones la semana pasada, la compañía había planteado un ERTE de 90 días dividido en dos etapas, una desde el arranque de la actividad, previsto para el 20 de abril, hasta agosto, y la segunda, desde ese mes hasta final de año. Esta cuestión se retomará en la próxima reunión de la mesa de negociación, prevista para el jueves, en la que también se abordará el número de afectados e instrumentos de flexibilidad complementarios.

 

Según lo trasladado hoy por la empresa a los sindicatos, la entrada en vigor de este nuevo ERTE se produciría una vez finalizados el estado de alarma por la pandemia del coronavirus y sus sucesivas prórrogas, ya que será en ese momento cuando pierda vigencia el ERTE actual por fuerza mayor.

 

La empresa ha atendido la petición de los sindicatos de equilibrar la actividad de los diferentes turnos durante la fase de recuperación progresiva de la actividad, para evitar así que se concentren las jornadas no laborables sobre los turnos de noche y de fin de semana. Asimismo, se compromete a equilibrar jornadas no laborables entre todos los equipos.

 

La reanudación de la actividad en la fábrica de PSA Vigo se producirá con un "arranque progresivo" de los equipos durante un periodo que oscilará entre las ocho y las diez semanas. Por lo demás, la dirección de PSA Vigo se ha ratificado en que el nuevo ERTE por causas organizativas y productivas solo englobará al personal a tiempo completo.

 

Ha planteado "alisar" el salario del personal con contrato temporal, mediante una garantía mensual de remuneración mínima, recuperable con actividad en los meses posteriores. Asimismo, ha ofrecido a los sindicatos un "compromiso de empleo" por el cual serán recuperadas las personas cuyo contrato finalice sin haber completado un ciclo de doce meses si tienen una "buena valoración".

 

La dirección también ha puesto sobre la mesa la posibilidad de equilibrar la actividad entre los equipos de manera que no se penalice al personal con contrato temporal, mediante la anticipación de la incorporación de los equipos variables y su priorización en la sustitución del absentismo, "previsiblemente superior al habitual".

Comentarios