sábado 27/11/21

Con la salida de la crisis, una línea de crédito puede ayudar a relanzar una actividad

Los números presentados por el gobierno de Galicia para los primeros tres trimestres del año permiten pensar en que lo peor de la crisis ya ha quedado atrás. 
dinero1

Los números presentados por el gobierno de Galicia para los primeros tres trimestres del año permiten pensar en que lo peor de la crisis ya ha quedado atrás. La facturación de empresas y pequeños negocios está lentamente alcanzando los niveles de 2019, anteriores a la pandemia COVID. Lo mismo puede decirse con respecto a los autónomos, que han visto recuperar su nivel de empleo paulatinamente durante el 2021.

Las estimaciones de crecimiento para España en los próximos tres años estipulan un incremento del PIB mayor al 6% para el 2022 como parte del rebote de la crisis económica, pero esta tendencia se sostendrá a niveles menores también en 2023. Con esta perspectiva y un contexto favorable de acceso al crédito, se trata de un momento óptimo para planificar una inversión que dé una proyección de desarrollo a los pequeños negocios de los autónomos.

Invertir para captar nuevos mercados

En circunstancias de transición como las actuales, en las que se combinan la acumulación de gastos y deudas por la recesión económica pasada y la necesidad de posicionarse para lo que se vislumbra como un renacimiento económico, la decisión de invertir puede ser complicada. Los autónomos han sido unos de los más golpeados por el período de crisis económica y las ayudas del gobierno regional y nacional no han sido suficientes para paliar estos efectos.

Sin embargo, la pandemia ha acelerado el proceso de reconversión tecnológica de las actividades, con un foco aún mayor en el comercio y el trabajo online. Por eso, destinar fondos a adecuar un negocio a las necesidades del futuro puede ayudar a acceder a nuevos clientes potenciales e incrementar las ventas.

Líneas de crédito inmediatas para negocios

Optar por alternativas de financiación externas puede ser una herramienta que permita hacer frente a los gastos que requiere una estrategia de crecimiento sin comprometer el estado actual de las finanzas. Entre las opciones, se puede optar por una línea de crédito inmediata, especialmente ahora que es posible solicitarla online sin demoras ni largos trámites.

Una línea de crédito inmediata es un tipo de préstamo que consiste en la aprobación prácticamente en el acto de una suma, que puede llegar a varios miles de euros, para el uso del cliente. Son particularmente interesantes para autónomos y pequeñas empresas porque es posible renovarlas una vez que llega su vencimiento y se pagan intereses solo por la cantidad utilizada. Esta flexibilidad las convierte en una fuente de liquidez rápida para cuando se necesita hacer compras importantes y extraordinarias.

¿Cómo solicitar una línea de crédito online?

El proceso para pedir una línea de crédito inmediata es extremadamente simple. Los requisitos que se demandan habitualmente para el proceso implican únicamente la presentación de un documento de identidad válido en España, comprobantes de un ingreso o nómina y contar con una cuenta bancaria para el depósito del dinero.

La oferta de instrumentos de este tipo es muy amplia, lo que mejora las condiciones para las pequeñas empresas y autónomos, que son los principales destinatarios de estos préstamos por su flexibilidad. Las entidades suelen incluir un simulador de líneas de crédito que muestra el valor de la cuota mensual estimada de acuerdo con el importe y el plazo de devolución elegido para el préstamo. De esta forma, se puede evaluar concretamente cada una de las propuestas comparando el coste financiero, las comisiones y otros términos adicionales. Con la ayuda de un comparador online, esta tarea se vuelve aún más sencilla, puesto que el proceso de filtrado y selección de los factores más importantes para escoger una línea de crédito ha sido hecho previamente.

Convertir un plan de financiación en una realidad concreta es muy rápido con una línea de crédito. Ya no es necesario lidiar con papeleo interminable ni engorrosas entrevistas con el personal de los bancos. Aprovechar el contexto de crecimiento para dar un salto de calidad a nuestra actividad puede marcar la diferencia en nuestro nivel de ingresos en el corto y medio plazo.

 

Con la salida de la crisis, una línea de crédito puede ayudar a relanzar una actividad
Comentarios