sábado. 22.06.2024

La Sareb, sociedad encargada de dar salida a los activos inmobiliarios de los bancos rescatados, ha identificado unos 35.000 pisos que podrían destinarse a alquiler social y, en el futuro, hasta 15.000 inmuebles más de nueva construcción. Se trata de viviendas localizadas y analizadas exhaustivamente por la compañía, que ha identificado 21.000 unidades vacías y listas para ceder o vender a comunidades autónomas y ayuntamientos destinadas al alquiler social, y 14.000 habitadas, algunas de ellas ocupadas por familias vulnerables a las que se les está ofreciendo un programa de alquiler muy asequible.

Entre las 21.000 viviendas libres y las 14.000 ya habitadas, la Sareb cuenta con 35.000 pisos perfectamente identificados para ofrecerlos en alquiler social, una cifra que llegaría al objetivo de 50.000 viviendas anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando la Sareb ceda suelo para que empresas privadas promuevan hasta 15.000 pisos de alquiler social.

La iniciativa surge del compromiso del Gobierno de impulsar el acceso a la vivienda en régimen de alquiler y su objetivo es aumentar la oferta de vivienda social en España. La Sareb se encarga de analizar la viabilidad y determinar las condiciones de acceso al programa de alquiler social, que persigue facilitar el acceso a la vivienda de las personas más necesitadas y garantizar su derecho a una vivienda digna.

El programa de alquiler social busca facilitar el acceso a una vivienda a través de precios asequibles y condiciones favorables, especialmente a las personas con bajos ingresos o en riesgo de exclusión social. La oferta de vivienda social a través de esta iniciativa contribuirá a aliviar el déficit de vivienda asequible en España, que se ha agravado en los últimos años debido al aumento de los precios de la vivienda y la falta de oferta de vivienda social en el mercado.

El Sareb ya identificó unos 35.000 pisos que podría destinar a alquiler social