domingo. 03.03.2024
 El sector forestal español tiene un gran potencial de crecimiento como sumidero de CO2 y para la compensación de la huella de carbono de las empresas, aunque solo un pequeño número, apenas un 5 % de las más de 7.000 inscritas en el registro oficial, lo hacen actualmente.

Esta es una de las conclusiones del foro "Soluciones climáticas forestales" en el que expertos del mundo de la gestión agroforestal, finanzas, tecnología, edificación, movilidad, docencia o comunicación han abordado los grandes retos de estos ecosistemas que ocupan 28 millones de hectáreas en España, algo más del 52 % del territorio.

Las políticas estratégicas de cambio en España prevén, además, un ritmo de reforestación de 20.000 hectáreas al año, aunque muchos consideran que es "poco ambicioso" dada la crisis climática, coincidieron algunos de los expertos congregados por el Foro de Bosques y Cambio Climático.

Y a pesar de problemas, como la lacra de los incendios forestales, la superficie forestal española crece a un ritmo del 2% anual y aún así, se estima que alrededor de 9,1 millones de hectáreas de superficie forestal carecen de arbolado.

El “Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 cataloga el sector forestal como sumidero de carbono y en materia de sostenibilidad y mitigación del cambio climático” recordaron algunos de los participantes en esta jornada celebrada en el All in One de Caixabank con motivo del Día Mundial de los Bosques, que se conmemora este martes 21 de marzo.

España es, por ello, un destino de máximo interés en términos de gestión forestal y compensación de emisiones, con profesionales capacitados, territorio, un alto grado de uso de tecnología y recursos, algo que ha hecho que "empresas líderes en Europa busquen a los graduados forestales españoles por su conocimiento tecnológico", apuntó el director de la Escuela de Forestales de la Universidad de Vigo, Juan Picos.

Sin embargo y pese a esta potencia, todavía pocas compañías compensan sus emisiones y así, de las 180 empresas de transporte y logística inscritas en el registro de oficial de huella de carbono, apenas cinco compensan, señaló Javier Carbajo, vicepresidente de la Fundación Corell.

Todo lo que se pueda invertir en los bosques redundará en la creación de espacios de actividad rural ( se estima que el 70 % de la propiedad forestal es privada) y en su conservación pues "los montes son agradecidos y cuando se cuidan, la buena técnica forestal pone a la naturaleza a trabajar a su favor", destacó el director gerente de Agresta, José Luis Tome.

"Sabemos que lo que estamos haciendo es para las generaciones futuras", indicó Enrique Enciso, socio fundador del Grupo Sylvestris, que presentó Motor Verde, una ambiciosa iniciativa para reforestar 25.000 hectáreas en cinco años junto a Fundación Repsol.

Álvaro Picardo, secretario del Foro Bosques y Cambio Climático, destacó que "somos capaces de aprovechar los recursos del monte respetando la biodiversidad. La madera le da una segunda vida a los bosques y los montes españoles representan una gran oportunidad para la compensación de emisiones y para avanzar hacia la neutralidad climática y la sostenibilidad empresarial. 

El sector forestal español, la gran oportunidad para compensar emisiones