jueves 19/5/22

El Seprona denuncia vertidos de Jealsa y la conservera apunta a un "chantaje"

El Servicio de Protección de la Naturaleza Guardia Civil ha denunciado que la fábrica de Jealsa Conservas Rianxeira, en Boiro (A Coruña), ha arrojado vertidos ilegales a la ría de Arousa, una acusación que la empresa ha negado y que atribuye a un "chantaje absolutamente calculado” de una sociedad concesionaria de un parque de cultivo.

jealsa-rianxeira

El Servicio de Protección de la Naturaleza Guardia Civil ha denunciado que la fábrica de Jealsa Conservas Rianxeira, en Boiro (A Coruña), ha arrojado vertidos ilegales a la ría de Arousa, una acusación que la empresa ha negado y que atribuye a un "chantaje absolutamente calculado” de una sociedad concesionaria de un parque de cultivo.

Según informan a Efe fuentes de la investigación, la Guardia Civil actuó en su momento contra la empresa “por vía administrativa” y posteriormente se entregaron las diligencias al juzgado.

El Seprona, concreta la misma fuente, emitió un informe en el que apunta a indicios de prácticas medioambientales "irregulares" como tirar al mar latas y contaminantes sin depuración previa.

Sin embargo, Jealsa ha emitido un comunicado en respuesta a esta acusación en el que afirma que su fábrica no es “culpable” de vertidos en la ría y defiende que se depura correctamente.

“Hemos sido la primera empresa del sector en instalar un sistema de depuración, contando a nivel medioambiental, con todas las certificaciones requeridas. Recibimos más de 300 inspecciones públicas o independientes que así lo ratifican”, afirman desde la empresa.

También indican que en mayo del 2021 las instalaciones de Bodión sufrieron un “grave incendio” que arrasó 11.000 metros cuadrados de los 79.000 con los que cuenta este complejo.

“Ese día, para apagar el fuego, se necesitaron unas 10.000 toneladas de agua. Hemos analizado ese vertido y sabemos que no es tóxico”, subrayan.

El propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, visitó las instalaciones de Boiro tras el incendio, que se originó en la zona de congelado y afectó a las áreas de cocción y procesado.

El director general de Jealsa, Cristóbal Valdés, reconoció entonces que hubo un "riesgo claro de que desapareciera todo", pero prometió que este emporio de la conserva sería "en un año más joven, más fuerte", pues de este negocio viven 5.300 familias, facturan 700 millones al año y se trata de una de las 25 empresas más importantes de Galicia y de las primeras del mundo en lo que a la conserva se refiere.

A consecuencia de aquel incidente, apunta Jealsa, la fábrica estuvo un mes parada y en agosto se vieron “sorprendidos” por una campaña en la que se les acusaba de contaminar la ría.

“Estamos siendo víctimas de un chantaje absolutamente calculado”, asegura la empresa, que sostiene que “los denunciantes son los propietarios de una sociedad concesionaria de un parque de cultivo”, que no obstante no cita.

“Desde el mismo día en que tuvimos constancia de esta acusación, realizamos grabaciones diarias de la ría con drones, dejando constancia documental y presentando 99 denuncias ante la Guardia Civil para demostrar que no somos culpables de contaminar lo que más nos importa, que es nuestro propio entorno”, destaca la conservera.

El Seprona denuncia vertidos de Jealsa y la conservera apunta a un "chantaje"
Comentarios