sábado. 22.06.2024

El gigante del automóvil Stellantis disparó su beneficio neto en 2022 hasta 16.779 millones de euros, un 26 % más que en el ejercicio anterior, ayudado sobre todo por los mayores precios.

La facturación subió un 18 % hasta los 179.600 millones de euros, y el flujo de caja se situó en 19.951 millones, detalló la compañía en el informe de resultados anuales.

La compañía atribuyó los resultados al mayor margen neto, del 13 % (gracias a los mayores precios), así como a los efectos positivos del cambio de divisas, la buena acogida de sus nuevos modelos y las crecientes sinergias generadas por la fusión que dio origen a la firma en 2021.

Esos factores compensaron los problemas en el suministro de semiconductores, que siguieron afectando a la producción y las entregas, y a las dificultades con el transporte de vehículos que impactaron al sector durante la segunda mitad del año, sobre todo en Europa.

Esos inconvenientes supusieron que la cifra vehículos entregados en 2022 bajara ligeramente hasta 6 millones de unidades, un 2,25 % menos.

De cara a 2023, la firma prevé que los semiconductores continúen siendo un problema.

Además, la compañía tuvo un impacto de unos 9.000 millones de euros por el aumento de los costes de las materias primas y de la energía, que compensó con una mejor ejecución financiera e industrial.

Stellantis resaltó la buena marcha de sus modelos electrificados, ya que es el segundo fabricante en ventas de vehículos eléctricos en Europa (primer lugar en el segmento de comerciales) y es la primera en ventas de híbridos enchufables en Estados Unidos.

Actualmente tiene un total de 23 modelos eléctricos en los diferentes mercados en los que opera, a los que sumará otros 9 durante este año.

Con estos resultados, Stellantis anunció un dividendo de 4.200 millones de euros (1,34 euros por acción) y un programa de recompra de acciones por 1.500 millones de euros, que se ejecutará durante este año.

Además, anunció una compensación extraordinaria récord de 2.000 millones de euros a sus trabajadores para hacerles partícipes de los beneficios.

De cara a 2023 la compañía prevé mantener un margen operativo de dos dígitos y un flujo de caja industrial positivo.

"Además de nuestros resultados financieros récord (...) hemos demostrado también la eficacia de nuestra estrategia de electrificación en Europa", destacó en el comunicado el consejero delegado, el portugués Carlos Tavares.

Stellantis, producto de la fusión culminada en 2021 de los grupos Fiat-Chrysler y PSA (Peugeot-Citroen), agrupa un total de quince marcas entre las que también figuran enseñas europeas como Opel, Alfa Romeo o Maserati, y las estadounidenses Jeep, Dodge o Ram. 

Stellantis dispara su beneficio anual un 26 % hasta 16.779 millones de euros