domingo. 14.08.2022

Taxistas, autoescuelas y transportistas, "al límite" por la subida de gasóleo

Aquellos sectores cuya actividad depende de forma directa del precio de los combustibles, como el transporte de mercancías, los taxis e incluso las autoescuelas, reconocen que están viviendo una situación de suma dificultad, casi “al límite”, como consecuencia de la subida de los carburantes.

gasolinera

Aquellos sectores cuya actividad depende de forma directa del precio de los combustibles, como el transporte de mercancías, los taxis e incluso las autoescuelas, reconocen que están viviendo una situación de suma dificultad, casi “al límite”, como consecuencia de la subida de los carburantes.

La presidenta de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Lugo, Mónica Pérez, reconoció a EFE que los profesionales de su sector están realmente “asustados” por esta escalada del precio de los combustibles, porque supone “un porcentaje muy importante de los gastos fijos” y “esta tendencia parece no tener final”.

De hecho, reconoció que estos negocios no tienen otro remedio “que repercutir” esa subida de los carburantes “en el coste de las clases prácticas”.

En cuanto a esa difícil situación del sector al que representa, Mónica Pérez reconoce que, además de la subida del carburante, también influye “el precio inicial” de los vehículos que tienen que adquirir las autoescuelas para las clases prácticas, que “ha subido mucho”.

También se quejan de la subida del precio de los combustibles los profesionales del taxi. El presidente de la asociación que los agrupa en la ciudad de Lugo, Luis Castro, asegura que es absolutamente “sangrante” y muy difícil de asumir para un sector formado, de forma mayoritaria, por autónomos.

“Es sangrante, la verdad. El precio está disparado. Los costes suben, pero el precio del servicio sigue igual. Así es muy difícil”, explicaba a EFE.

Con la actual situación, aclaró que la única posibilidad de “llegar a final de mes” con un salario digno pasa por “meterle horas y horas”.“Es la única manera. Muchas horas de trabajo y dedicación”, afirmó.

Por su parte, el vicepresidente de Tradime - una de las organizaciones de transportistas mayoritaria en la provincia de Lugo-, José Fernández, reconoció que la actual situación del sector es totalmente “insostenible”, porque el incremento de precio del gasóleo es “abrumador” y “no parece que vaya a parar”.

Reconoció que el sector del transporte sigue en la “misma situación que en el mes de diciembre”, cuando un acuerdo de última hora con el Ministerio evitó la huelga antes de las fiestas de Navidad.

“Sabemos que el Ministerio ha elaborado un borrador para plasmar el acuerdo aprobado en diciembre, pero todavía no ha sido aprobado”, lamentó Fernández.

El Gobierno tenía “60 días de plazo” para darle luz verde a ese acuerdo y el tiempo expira “el día 28 de febrero”, precisó el vicepresidente de Tradime.

“Esperamos a que sea aprobado, para poder aplicar las cláusulas, pero aún tenemos que ver cómo quedan redactadas”, precisó, de cara a paliar de algún modo la subida del precio de gasóleo.

Aseguró que el sector no puede soportar por más tiempo esta situación, porque el combustible representa el “35% del coste” de explotación de un camión.

Taxistas, autoescuelas y transportistas, "al límite" por la subida de gasóleo
Comentarios