domingo 9/5/21

Trabajadores de Ence cortan el tráfico y queman neumáticos en Pontevedra

Un centenar de trabajadores de Ence y empresas auxiliares han cortado el tráfico entre los municipios de Marín y Pontevedra, a las puertas de la fábrica pastera, en donde han quemado neumáticos para reclamar una solución a su futuro.

Un centenar de trabajadores de Ence y empresas auxiliares han cortado el tráfico entre los municipios de Marín y Pontevedra, a las puertas de la fábrica pastera, en donde han quemado neumáticos para reclamar una solución a su futuro. Esta movilización, que ha sido convocada por el sindicato Comisiones Obreras, forma parte de la campaña emprendida por los trabajadores para que el Gobierno modifique el artículo 18.4 de la nueva ley de cambio climático, al entender que supondría el cierre de la factoría.

 

Esta normativa pretende limitar a 75 años la concesión a las empresas que, como Ence en Pontevedra, están ocupando terrenos que son de dominio público marítimo-terrestre. Si esta ley tiene efectos retroactivos y afecta a las concesiones en vigor, la compañía pastera tendrá que abandonar su emplazamiento en Pontevedra en el año 2033.

 

Los trabajadores, que se concentraron previamente antes de emprender una marcha a pie hasta la fábrica, cortaron el tráfico en la rotonda que comunica Pontevedra y Marín con la autopista AP-9 y con las carreteras que van a Ourense y Bueu, entre otras localidades. Cortaron los accesos con barricadas de neumáticos, a los que prendieron fuego generando una columna de humo que podía verse desde kilómetros de distancia.

 

El secretario de organización de Comisiones Obreras en Pontevedra, José Luis García Pedrosa, ha reconocido que esta movilización no fue comunicada a la Subdelegación del Gobierno pero la ha enmarcado en la situación "muy seria" que atraviesan los trabajadores. "Los trabajadores no pueden consentir el cierre de la fábrica", ha añadido. La movilización continuará ya que la intención de los manifestantes es llegar a pie hasta la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra, en donde las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han blindado los accesos al edificio.

Comentarios