sábado. 13.08.2022
Energía

Unas 2.500 familias están afectadas por las nuevas normas sobre la energía fotovoltaica

Unas 2.500 familias gallegas están afectadas por los cambios introducidos por el Gobierno en la regulación del sector fotovoltaico y en el sistema retributivo de primas, con "carácter retroactivo", informó hoy la asociación Anpier.

Unas 2.500 familias gallegas están afectadas por los cambios introducidos por el Gobierno en la regulación del sector fotovoltaico y en el sistema retributivo de primas, con "carácter retroactivo", informó hoy la asociación Anpier.

 

El secretario general de la citada Asociación de productores de energía fotovoltaica, Juan Castro-Gil, ofreció esos datos en una conferencia de prensa de presentación de una movilización para reclamar un cambio de modelo energético que lleva a cabo en el conjunto de España y que llega ahora a Galicia.

 

La movilización, bajo el lema "El Camino del Sol', aspira según Castro-Gil a reclamar reformas legislativas para este sector que "representa los intereses de más de 62.000 familias españolas", con una potencia instalada 4.600 megavatios, de ellos 16 en Galicia.

 

Según un análisis de Anpier, las "disposiciones retroactivas impuestas a los productores españoles de energías renovables, con una reducción media del 30 % en los ingresos durante los ejercicios 2011 a 2013", añadidas a "un nuevo impuesto, indiscriminado para toda clase de energías", supone que 80 % de las plantas españolas de energía fotovoltaica están en una situación "inviable".

 

Además, como la mayoría han necesitado "financiación externa" para su primer establecimiento, con la "reforma del sector eléctrico, al cambiar drásticamente la estructura de amortización", la totalidad de los productores ha tenido que "refinanciar o soportar los pagos mensuales con recursos propios".

 

Con el objetivo "de mostrar los beneficios de apostar por las fuentes de energía limpia", Anpier ha recorrido "casi todas las comunidades autónomas" y ahora llega con una movilización que concluirá el próximo 27 de septiembre en la catedral de Santiago de Compostela.

Unas 2.500 familias están afectadas por las nuevas normas sobre la energía fotovoltaica
Comentarios