miércoles. 06.07.2022

La Xunta tiene a disposición de las familias gallegas las ayudas del bono eléctrico para garantizar el suministro en los hogares más vulnerables

En 2021 estas ayudas, que pueden alcanzar los 450 euros anuales, llegaron a cerca de 5300 familia

luz-tarifa

La Xunta de Galicia tiene en estos momentos a disposición de las familias gallegas las ayudas del Bono eléctrico, con un presupuesto de 1,9M€ para que los hogares que más lo precisan puedan hacer frente a la factura de la luz y evitar, así, los cortes de suministro.

Las nuevas ayudas, que en 2021 llegaron a 5278 familias, van dirigidas a consumidores con una mayor vulnerabilidad desde el punto de vista económico. Los destinatarios deben ser personas residentes en Galicia y titulares de un servicio de suministro eléctrico.

Las ayudas se otorgan por concurrencia no competitiva -es decir, por orden de entrada de la solicitud- a todos cuantos cumplen los requisitos y suponen un 50% de la factura eléctrica correspondiente a la vivienda habitual del solicitante con una cuantía máxima anual de 300 o 450 euros -en el caso de familias numerosas-. Además, estas familias con más dificultades que se beneficien de este programa de apoyos habrán garantizado el acceso continuado al suministro en los hogares, dando así responde a una necesidad básica de los ciudadanos, pues no se les podrá cortar el servicio mientras sean beneficiarios de esta ayuda.

Como muestra del compromiso con la agilidad de este procedimiento, se establece un plazo máximo de un mes desde la presentación de la solicitud hasta su resolución, por lo que una vez que se compruebe que se cumplen los requisitos, se realizará el pago por parte de la Vicepresidencia económica directamente a las empresas comercializadoras de referencia con las que se renovará el protocolo de colaboración. Este pago se realizará de manera mensual, según se vayan remitiendo las facturas.

Galicia ya fue pionera en esta línea de ayudas en el año 2018 –es la única Comunidad que cuenta con un mecanismo de estas características–. Desde entonces se concedieron 15.030 ayudas por un importe de algo más de 4,8M€. Antes, la Xunta contaba con el tícket eléctrico y con ayudas para evitar los cortes de suministro de las que se beneficiaron entre 2014 y 2017 más de 12.500 familias. Por lo tanto, desde 2014 hasta ahora, la cuantía global de las ayudas asciende a 6,35 millones de euros, y con más de 27.000 familias beneficiadas.

Con esta línea de ayudas, adaptada a la normativa estatal, la Xunta sigue fiel a su compromiso con las familias más desfavorecidas que no cuentan con la posibilidad de hacer frente a sus facturas eléctricas, sobre todo en un momento en el que el precio de la luz se ha incrementado considerablemente. Se asegura, así, el acceso la una necesidad tan básica como es la energía eléctrica, garantizando que no se produzcan cortes en el servicio, ya que la normativa estatal establece que los puntos de suministro de este tipo de beneficiarios serán considerados esenciales y, por lo tanto, no se les podrá cortar siempre y cuando exista el oportuno convenio entre la Administración autonómica y las comercializadoras.

En paralelo, la Xunta reitera la necesidad de que el Gobierno central ponga en marcha un plan de choque coordinado con las comunidades autónomas para paliar el incremento de precios de la electricidad que está lastrando la competitividad de pymes, autónomos y de la industria en general, y afectando a la economía de las familias.

La Xunta tiene a disposición de las familias gallegas las ayudas del bono eléctrico...
Comentarios