miércoles. 22.05.2024

El Gobierno gallego pondrá en marcha vales descuento de hasta 30 euros para incentivar el consumo en el comercio de proximidad, ha anunciado este jueves el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.


Tras la reunión semanal del Gobierno gallego, Núñez Feijóo ha explicado que esos 30 euros equivalen a un descuento de hasta el 20 por ciento y se podrán usar en una sola compra o en varias, hasta completar el máximo.


Está previsto que la Xunta lance 330.000 bonos descuento, que tendrán validez hasta el 30 de junio, por un importe total de 9,9 millones de euros, una partida que puede ser ampliable en función de la demanda y con la que el Gobierno gallego quiere movilizar 55 millones de euros.


Con el objetivo de no concentrar el gasto en determinados establecimientos, cada comercio podrá facturar un máximo de 5.000 euros con estos descuentos, ha indicado Núñez Feijóo.


Para conseguir los bonos habrá que descargarse una aplicación en la web de la Xunta.


Los solicitantes pueden ser cualquier persona mayor de edad residente en Galicia y deberán aportar su DNI, teléfono móvil y un correo electrónico.


Según ha indicado la Xunta, la próxima semana se abre el plazo para la convocatoria de la entidad financiera que colaborará con el comercio en los bonos descuento y a continuación se abre el plazo para que los comercios se adhieran a la campaña.


Una vez concluidos esos trámites se abrirá el plazo para que los consumidores puedan descargar los bonos descuento, a partir de mediados de abril, según los cálculos del Ejecutivo autonómico.


Además de este bono, la Xunta tramita otro paquete de ayudas al comercio de proximidad por otros 10 millones de euros, según Núñez Feijóo.


Durante su intervención, el presidente gallego ha anunciado que hasta esta mañana se habían registrado 40.100 solicitudes al segundo plan de rescate y ha recordado que el plazo para autónomos y microempresas termina hoy jueves y para hostelería y otros sectores el próximo martes.


"En este momento se han pagado 8,7 millones de euros del segundo plan de rescate; unas 3.600 ayudas a autónomos, lo que supone un 20 por ciento de las solicitudes de este colectivo", ha asegurado el presidente gallego.


Además de este asunto el Gobierno autonómico ha dado el visto bueno a la creación de las unidades poscovid, de atención a los enfermos con síntomas recurrentes en cada área sanitaria, anunciadas en días pasados.


Estas unidades comenzarán a funcionar este mismo mes y pretenden centrarse en "uno de cada diez casos" de los pacientes que han superado la covid, que son aquellos que tres meses después aún padecen síntomas.


Estarán formadas por equipos multidisciplinares, cuyo núcleo será un neumólogo, un internista y personal de enfermería, a los que se pueden sumar neurólogos, cardiólogos y otros especialistas en función de cada caso concreto.


Una vez reciban el alta médica, quienes hayan estado ingresados, los pacientes serán citados en la primera semana para ver la evolución; mientras que aquellos que no hayan necesitado hospitalización, "la mayoría", deberán pedir cita, en caso de secuelas o de que continúen los síntomas a través del médico de familia.


Para continuar combatiendo la covid, además, la Xunta ha autorizado la compra de material por 5,6 millones de euros, entre otro, 3,7 millones de agujas y 3 millones de jeringuillas.


Entre otros temas, la Xunta ha aprobado también un decreto para desarrollar la Ley de administración digital, en concreto, para regular el Registro Electrónico General de Apoderamientos.


Se trata de que terceras personas, físicas o jurídicas, puedan realizar trámites ante la administración; tanto en general, como un trámite concreto.


La vigencia del poder será de cinco años, si bien se puede revocar en cualquier momento.


Y también, como había anunciado ayer el presidente gallego, la Xunta ha dado el visto bueno este jueves al plan de arquitectura pedagógica de Galicia.


Entre 2021 y 2024 la Xunta prevé gastar 191 millones de euros en centros educativos de su titularidad, unas partidas que ya estarán sujetas a las normas que contiene este manual, que entra en los colores, las fachadas, el tipo de ventanas, el volumen o el diseño de los patios cubiertos.


Se trata de buscar una imagen uniforme de los centros educativos, que además de su función escolar, se abrirán fuera de los horarios lectivos para ser centros donde se impartan competencias digitales a los padres o también se podrán usar las instalaciones deportivas.


Según Núñez Feijóo, este plan persigue lograr espacios flexibles, con salas polivalentes y que permitan distintas configuraciones en función de los proyectos que se vayan a desarrollar. 

La Xunta lanza vales descuento de 30 euros para incentivar el comercio local