lunes. 08.08.2022
Nuevo hospital de Vigo

Celadores inician un encierro en el nuevo hospital de Vigo contra las "privatizaciones"

Los celadores del área de Vigo han iniciado un encierro en el Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC) para denunciar la contratación de trabajadores procedentes de "una empresa privada" que carecen de formación específica y realizan tareas propias de este colectivo, creando un vacío de seguridad y privacidad para los pacientes.

Los celadores del área de Vigo han iniciado un encierro en el Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC) para denunciar la contratación de trabajadores procedentes de "una empresa privada" que carecen de formación específica y realizan tareas propias de este colectivo, creando un vacío de seguridad y privacidad para los pacientes.

 

La portavoz de los celadores, Mónica Dominguez, ha relatado en declaraciones a Efe que la plantilla ha decidido mantener el encierro en solitario hasta el miércoles, momento en el cual otras categorías profesionales del área sanitaria se unirán a la protesta al verse afectados también por "las privatizaciones".

 

"La problemática de unos y otros es la privatización de los servicios sanitarios", denuncia la portavoz que, además, ha comentado que la entrada de estos trabajadores "privados", también llamados Tigas, ha provocado varias "incidencias" con muestras de pacientes, al carecer de los conocimientos necesarios para su manipulación.

 

En un comunicado, los celadores del Chuvi concretan que estos nuevos empleados "de una empresa privada" comenzaron a realizar funciones relacionadas con el transporte interno (distribución de material, traslado de muestras biológicas...)", una medida que no comprenden al no existir "motivos objetivos" para adoptar la misma.

 

Consideran que, a corto plazo, se perderán puestos de trabajo, por ejemplo, los de compañeros con problemas de salud o discapacidad que se dedican casi exclusivamente a estas tareas. También denuncian que para los trabajadores inscritos en la lista de contratación temporal del Sergas este hecho supone una "condena" a "engrosar" las listas del INEM.

 

El resto de los celadores, abundan, se ven abocados a un "futuro incierto" con este "primer paso para la desaparición de un colectivo fundamental dentro de la sanidad", y que en la actualidad está formado por más de 450 trabajadores. Por todo ello, han decidido, "con el fin de revertir esta situación", "abrir la vía judicial", iniciar el encierro en el Álvaro Cunqueiro y organizar concentraciones diarias, además, en los hospitales Meixoeiro y Nicolás Peña.

Celadores inician un encierro en el nuevo hospital de Vigo contra las "privatizaciones"
Comentarios