sábado 15/5/21

El BNG denuncia ante Fomento la reducción de personal en el aeropuerto Santiago

El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, se ha dirigido al Ministerio de Fomento para denunciar el “recorte temporal” de personal en el aeropuerto de Santiago-Rosalía de Castro que supone una “degradación” en la calidad del servicio, además de “un riesgo”.

El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, se ha dirigido al Ministerio de Fomento para denunciar el “recorte temporal” de personal en el aeropuerto de Santiago-Rosalía de Castro que supone una “degradación” en la calidad del servicio, además de “un riesgo”. Para la formación nacionalista, indica en un comunicado, con los recortes de personal, “el Gobierno no está respetando los estándares de seguridad aérea, así como tampoco la protección de los trabajadoras y usuarias o el prestigio del aeropuerto”.

 

Según los nacionalistas, AENA no cubre las bajas ni las vacaciones del personal del aeropuerto lo que provoca una merma de los recursos humanos y, por lo tanto, una degradación de la calidad de los servicios prestados.

 

Por ello, el BNG ha presentado varias preguntas interesándose por “la preocupante situación de los trabajadores de seguridad del aeropuerto de Santiago de Compostela” y que el Ejecutivo estatal justifica en la “reducción de tráfico aéreo”. Sin embargo, para Rego “no puede ser que una empresa pública cómo AENA, que cuenta con los medios suficientes como para poder respetar el convenio del grupo, no prime la seguridad de los usuarios así como los derechos laborales de los trabajadores”.

 

Asimismo, el diputado del BNG ha recriminado al Gobierno su actitud pasiva al negarse a dar las instrucciones necesarias para que los turnos sean cubiertos de manera adecuada y garantizar el mínimo de personal necesario “para evitar poner en riesgo la seguridad aérea y la rebaja en la categoría del Aeropuerto, considerado estratégico por atender el tráfico que sobrevuela el Eje Atlántico”. Al respecto, la formación nacionalista también ha mostrado su preocupación ante la posibilidad de que si se produce algún incidente o problema en el tránsito aéreo, el aeropuerto no cuente “con los medios suficientes ni la capacidad necesaria como para responder adecuadamente”.

Comentarios