miércoles 28/7/21

Empleados de BBVA marchan para exigir "alternativas dignas" al ERE

Trabajadores de BBVA se han manifestado este miércoles por las calles de A Coruña para exigir "alternativas dignas" al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por el banco. 

cigbbva
cigbbva

Trabajadores de BBVA se han manifestado este miércoles por las calles de A Coruña para exigir "alternativas dignas" al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por el banco.

Más de medio millar de personas -550 según datos de la Policía Local, facilitados a Efe- han participado esta mañana en la marcha, que ha partido desde la sede de la Dirección Territorial Noroeste del BBVA, en el Cantón Pequeño, y ha pasado por Rúa Nova, San Andrés, Plaza de Pontevedra y Plaza de Mina, con finalización en el punto de salida.

Según ha indicado a Efe el secretario general del sector financiero de CCOO, Jorge Villarino, la huelga convocada a nivel estatal tiene “un seguimiento brutal” y se sitúa “por encima del 90 %”. “Va a ser muy difícil que las oficinas den buen servicio a los clientes”, ha afirmado.

Además, Villarino ha asegurado que las negociaciones se encuentran “encalladas” y ha considerado que “el ritmo que se ha impuesto por parte del banco es exasperante y la gente se siente brutalmente maltratada por la oferta que ha puesto encima de la mesa”.

Los sindicatos solicitan “rebajar las afectaciones” del despido colectivo; medidas alternativas “dignas” y “valorables económicamente” y ampliar el periodo de negociación, que culmina esta semana.

En Galicia son 121 personas las afectadas directamente por el ERE: 76 en A Coruña; 26 en Pontevedra; 10 en Ourense, y 9 en Lugo.

La última propuesta del BBVA, del 25 de mayo, ha apuntado, contemplaba, entre otras medidas, 20 días por año trabajado un máximo de doce meses para 63 años y a los menores de 50 años les corresponderían 33 días por año con un tope de veinte mensualidades.

Además se crearían veinte puestos en Galicia para funciones de atención remota.

“Los tramos económicos que ofrecen no generarían voluntariedad y las compensaciones para movilidades geográficas no compensarían el trastorno”, ha considerado Villarino, que ha asegurado que, a día de hoy, se encuentran “muy lejos” de poder hablar siquiera de “un principio de acuerdo”. 

Comentarios