lunes. 26.09.2022
//Abanca

Empleados de Abanca denuncian "discriminación machista" en la aplicación del ERE

La Federación de Banca y Ahorros del sindicato CIG ha convocado una concentración ante la sede de Abanca en Vigo para rechazar la "discriminación machista" en la aplicación del actual Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con medidas "lesivas" que afectan mayoritariamente a las empleadas. 

La Federación de Banca y Ahorros del sindicato CIG ha convocado una concentración ante la sede de Abanca en Vigo para rechazar la "discriminación machista" en la aplicación del actual Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con medidas "lesivas" que afectan mayoritariamente a las empleadas. El secretario general de CIG-Banca, Clodomiro Montero, ha denunciado que el proceso de traslados y despidos que actualmente lleva a cabo el banco, con 110 trabajadores afectados, perjudique principalmente a "mujeres jóvenes, recién casadas y, en algunos casos, con procesos de maternidad".

 

Montero ha explicado que la concreción real de la aplicación de estas medidas en las zonas de Vigo y Pontevedra afecta en 90 % de los casos a mujeres, a pesar de que el cuadro de personal está formado por empleados de ambos sexos de manera casi equitativa. Estas empleadas son enviadas a A Coruña, sufriendo en algunas ocasiones su cuarto traslado, para cubrir un "hueco" de 50 personas en la plantilla y hacer frente además a un "excedente de personal" en las sucursales del sur de la Comunidad.

 

El sindicato señala que esta es la justificación de la dirección de la empresa a los movimientos de personal, y critican que "detrás" de esa decisión hay una "fuerte presión" para que las mujeres que conforman la plantilla abandonen la empresa ante la imposibilidad de conjugar la vida familiar y laboral.

 

Estas medidas de corte "machista" se suman a otras contempladas en el ERE y que afectaron de nuevo "fundamentalmente a las trabajadoras", indica CIG. Montero ha señalado que en el proceso de aplicación de horarios extendidos con jornada partida "el 63 % de las personas que sufrieron cambio de jornada en la provincia de Pontevedra fueron mujeres". Asimismo, ha criticado que la dirección de Abanca aconseje a las compañeras que "recurran a la justicia" y que "si les dan la razón, las repondrán en su sitio", lo que supone una "conducta empresarial" de "persecución a las mujeres y a la maternidad" que "no tiene cabida en la Europa del siglo XXI".

 

El sindicato solicita el "cierre" del ERE ya que con el nuevo plan de reestructuración aprobado por Bruselas "no viene a cuento seguir despidiendo". CIG-Banca ha anunciado que continuará con sus movilizaciones hasta conseguir un cambio en esa postura por parte de la dirección de la entidad bancaria gallega.

 

Empleados de Abanca denuncian "discriminación machista" en la aplicación del ERE
Comentarios