sábado. 24.09.2022

Inspección de Trabajo ordena dar de alta a repartidores de Amazon Flex

Inspección de Trabajo ha ordenado que se curse el alta retroactiva en el Régimen General de la Seguridad Social de decenas de repartidores que trabajan para Amazon en O Porriño (Pontevedra) tras concluir que mantienen con la empresa una relación laboral y no mercantil.

amazon-flex
amazon-flex

Inspección de Trabajo ha ordenado que se curse el alta retroactiva en el Régimen General de la Seguridad Social de decenas de repartidores que trabajan para Amazon en O Porriño (Pontevedra) tras concluir que mantienen con la empresa una relación laboral y no mercantil.

La orden de Inspección de Trabajo sucede a una denuncia interpuesta en 2021 por el sector del transporte de UGT Vigo, sindicato que ha denunciado reiteradamente, desde que Amazon se instaló en O Porriño, que la multinacional de paquetería incumple "de forma manifiesta" la legislación laboral española.

Amazon importó desde Estados Unidos el sistema de reparto llamado Amazon Flex, nombre comercial de una división formada por particulares que presuntamente se adherían a él para sacarse un dinero extra repartiendo paquetes con su vehículo particular.

"La relación, igual que pasó con los raiders, es laboral y no mercantil", explica a Efe Rubén Bernárdez, asesor laboral de UGT, según el cual esta resolución de inspección de Trabajo, basada en sentencias del Supremo, abre la puerta a que todos los trabajadores adheridos en su momento en España al sistema Amazon Flex, que ya no está activo, puedan reclamar sus derechos.

Se trata de "un modelo americano en el que no se da a los trabajadores de alta ni nada, se les impone un control por parte de la empresa pero la empresa no asume ninguna responsabilidad", explica Bernárdez respecto al sistema Amazon Flex, pensado para que particulares con otro trabajo obtengan unos ingresos complementarios.

Independientemente de que realizar reparto de paquetería en turismos particulares ya incumple la legislación laboral española, según explica Bernárdez, los 32 trabajadores entrevistados por Inspección de Trabajo de los 80 afectados en O Porriño, explicaron que Amazon Flex no era para ellos una segunda actividad, al contrario.

UGT defiende que Inspección de Trabajo ha resuelto "a través de una actuación muy amplia y rigurosa" que esos repartidores son trabajadores de Amazon y entiende que ahora podrán presentar reclamaciones de cantidades: la diferencia entre lo que han percibido a lo que sería el salario por el convenio de transporte de mercancías de la provincia de Pontevedra.

El sindicato afirma que espera que con actuaciones como esta "se ponga freno a quienes pretenden imponer en nuestra sociedad un modelo de relaciones laborales precario, abusivo y sin derechos".

Inspección de Trabajo ordena dar de alta a repartidores de Amazon Flex
Comentarios