domingo 18/4/21

La plantilla de Maessa teme que peligren sus puestos por la ofertas a la baja

Los empleados de Maessa, una de las dos auxiliares de aceros que participan en la construcción del flotel para Pemex en el astillero de Navantia en Ferrol, han denunciado hoy que sus puestos de trabajo peligran por la competencia de otras empresas que ofertarían a la baja, sin "respetar" los acuerdos laborales que rigen en la ría desde hace más de una década. 

Los empleados de Maessa, una de las dos auxiliares de aceros que participan en la construcción del flotel para Pemex en el astillero de Navantia en Ferrol, han denunciado hoy que sus puestos de trabajo peligran por la competencia de otras empresas que ofertarían a la baja, sin "respetar" los acuerdos laborales que rigen en la ría desde hace más de una década.

 

Fue una concentración a mediodía en la puerta de la factoría convocada por la CIG y respaldada por el BNG de Ferrol. Son unos 40 trabajadores que participan en el corte de los primeros bloques de los 86 que ensamblará el buque hotel para la petrolera mexicana, con fecha de entrega en julio del 2016. Critican que hay otras firmas de la comarca y también algunas foráneas que están presentando ofertas para la adjudicación de próximos paquetes de obra, aún pendientes de licitar, que rebajan los costes a base de recortar las nóminas y ampliar las jornadas. Desde el BNG local, en una nota, mostraron su "solidaridad" con los empleados de esta subcontrata, una de las habituales de los astilleros públicos de la ría ferrolana.

 

Los nacionalistas consideran "inasumible" que desde el Gobierno central "se pretenda destruir el principal sector industrial" y, "al mismo tiempo", enfatizan, "no se tengan escrúpulos en el proceso de precarización de las condiciones laborales del eje más débil de la industria naval como son los trabajadores del auxiliar". "Se les pretende someter a unas condiciones de trabajo insoportables", denuncia el Bloque, que cita como ejemplo las reducciones salariales y el incremento de la jornada. Ya en junio, el Comité de Empresa de Fene y Ferrol, en una rueda de prensa conjunta donde estaban representados los sindicatos CCOO, UGT, CIG y USTG, había advertido que estarían "muy vigilantes" para que se respeten las condiciones laborales mínimas pactadas para la ría ferrolana en 2001.

 

Fue a raíz de la adjudicación de un primer paquete de obra a Regenasa, una subcontrata de la ría de Vigo. Llamaban la atención sobre la rebaja en el presupuesto de adjudicación y expresaban su temor de que la bajada tuviese un coste directo sobre los salarios y un "retroceso" en las condiciones laborales de la plantilla.

 

Comentarios