jueves. 18.04.2024

Los sindicatos cifran en un 90% de media el seguimiento de la huelga del metal en la provincia de A Coruña a primera hora de la mañana, al consolidar los paros en las empresas afectadas. En los polígonos industriales de Ferrol, Fene, As Pontes, Santiago de Compostela y A Coruña el seguimiento es total, añade CCOO en un comunicado.

 

Para la CIG, el respaldo a la huelga es un "rotundo éxito" en las comarcas de A Coruña y Bergantiños, y está teniendo un "alto porcentaje de seguimiento" en las principales contratas de telecomunicaciones y energía que operan en A Coruña. Califica también de "histórica" esta jornada porque hace 25 años que no se convocaba un huelga por el convenio del metal que regula las condiciones laborales de alrededor de 18.000 trabajadores en toda la provincia de A Coruña. Por otra parte, matiza, y como estaba previsto, la participación en la huelga resulta desigual en los centros de trabajo donde no hay representación sindical La CIG añade que la actividad de los piquetes informativos se está desarrollando sin incidentes.

 

En los polígonos de Pocomaco y A Grela, en A Coruña, los piquetes comenzaron poco después de las seis de la mañana, mientras que en el de Sabón su actividad se inició antes, ya que algunas empresas "pretendían coaccionar y desmovilizar a su personal adelantando la hora de entrada", sostiene en un comunicado. Para dar más visibilidad al conflicto, a las 12:00 horas, los trabajadores y trabajadoras en huelga realizarán una concentración en la sede de la patronal coruñesa y se manifestarán a la misma hora en Compostela y Ferrol.

 

El secretario de la CIG-Industria en A Coruña, Eduardo Caamaño, asegura que el éxito de esta primera convocatoria de huelga "es una muestra de la firme disposición de las trabajadoras y de los trabajadores del metal a luchar por conseguir un convenio que dignifique sus condiciones laborales y salariales". En su opinión, dos años de negociaciones es un tiempo de espera "más que bastante" y "el personal está harto de esperar, de perder poder adquisitivo y derechos".

 

"La patronal tiene que tomar nota de la respuesta a la huelga y dar un paso adelante" porque "no puede seguir dilatado sin fin esta negociación", considera Caamaño. Espera además que el elevado seguimiento del paro "haga recapacitar" a la patronal y se siente a negociar, "pero con la intención de asumir verdaderas mejoras salariales y sociales para los trabajadores y trabajadoras".

Los sindicatos calculan un 90% de media el seguimiento de la huelga del metal