jueves. 06.10.2022

Mosquera dice que no hay discriminación en el cese de la celadora embarazada

La conselleira de Sanidad, Rocío Mosquera, ha defendido hoy que no se formalizase el contrato de una celadora embarazada por parte del Servicio Galego de Saúde (Sergas) y ha dicho que los hechos se están sacando de contexto y que no existe ningún tipo de discriminación.

La conselleira de Sanidad, Rocío Mosquera, ha defendido hoy que no se formalizase el contrato de una celadora embarazada por parte del Servicio Galego de Saúde (Sergas) y ha dicho que los hechos se están sacando de contexto y que no existe ningún tipo de discriminación.

 

Mosquera ha aludido de este modo al caso de una mujer embarazada de siete meses fue llamada para cubrir un puesto y al que finalmente le dijeron que no se podía incorporar por ser considerada no apta. Varias decenas de personas se concentraron esta semana a las puertas del Hospital Xeral de Vigo para denunciar la discriminación laboral que sufrió esta empleada, que al ser llamada ya comunicó que estaba embarazada. "Me parece que se están sacando un poco las cosas de contexto.

 

Sobre todo cuando se habla de una discriminación sexista y machista. En otras situaciones podría ocurrir exactamente lo mismo", ha subrayado la titular de Sanidad en declaraciones a los periodistas tras donar sangre. Mosquera ha puesto un ejemplo "para no centrarlo en el tema del embarazo", asegurando que una persona, número uno en la lista de contratación de enfermería no podría formalizar su contrato si en un accidente se rompe un brazo.

 

"Si hay un contrato se va a llamar a esa persona, pero no va a poder desarrollar su trabajo, entonces, evidentemente, no se formalizará el contrato. En este caso, ¿cuál es la diferencia, que es un embarazo?", ha subrayado. Mosquera ha asegurado que la decisión del Sergas de rescindir el contrato de la mujer embaraza atiende a circunstancias externas a la trabajadora y que se debe a que no podría desempeñar con total normalidad su trabajo y para prevenir un riesgo para "la propia embarazada".

 

"Además el embarazo si tiene una fecha de caducidad clara y concreta", ha apostillado. Así, ha dicho que es competencia de la Unidad de Salud Laboral decidir si se puede o no formalizar el contrato para la realización de unas actividades concretas y que en el caso de que no sea así, "por la situación que sea", el trabajador seguirá en las listas de contratación y cuando sea apto seguirá siendo llamado, ha concluido

 

Mosquera dice que no hay discriminación en el cese de la celadora embarazada
Comentarios