domingo. 19.05.2024

Las empresas están adoptando cada vez más el cargo de Chief Happiness Officer (CHO), una persona encargada de potenciar la parte lúdica de las relaciones laborales y velar por el bienestar de los trabajadores. Este cargo, busca mejorar la retención de empleados, aumentar la felicidad e interacciones de los empleados y reducir su estrés. 

Cada oficina tiene una persona amable que se acuerda de los cumpleaños, escucha los problemas de los compañeros, organiza salidas y fiestas. Esta persona es un líder de la felicidad o Chief Happiness Officer (CHO), un cargo adoptado por empresas estadounidenses para mejorar las relaciones laborales y velar por el bienestar de los trabajadores.

Google, Coca-Cola, Ernst & Young, Deloitte y Airbnb son algunas de las empresas que tienen un CHO en su plantilla. El cargo puede ser el director de Recursos Humanos o estar por debajo de esta figura. Algunas empresas han utilizado esta nomenclatura moderna para reemplazar los departamentos de Recursos Humanos.

En Bélgica, en el equivalente a nuestro Ministerio de Seguridad Social, nombraron a una Chief Happiness Officer hace 14 años. Laurence Vanhée, la elegida, implementó medidas como el teletrabajo y el horario flexible para mejorar la felicidad y el desempeño de los trabajadores.

Las empresas se han centrado en el bienestar de los empleados porque tenerlos contentos es beneficioso. Según datos de Gallup, una adecuada estrategia de bienestar supone un 10% más en calificaciones de clientes, un 44% más en fidelización de sus empleados, un 41% menos de absentismo, un 55% menos de rotación de personal y un 40% menos de productos defectuosos. Contar con un líder de la felicidad es un paso importante para mostrar que la dirección de la organización apuesta por las personas.

¿Quién es 'líder de la felicidad' o Chief Happiness Officer (CHO) en tu empresa?